El kakemono

EL KAKEMONO

— Tomar una ancha cinta de seda o de terciopelo o de tela bastante preciosa, de un tono que haga resaltar los colores de las flores secas. Este soporte tendrá una altura aproximada de dos veces y media la anchura.
— Si se trata de tela, doblar con cuidado los orillos, que se pegarán con un poquito de cola para que no se deshilaclien.
— Extender la parte superior y la inferior sobre una varilla o listoncito. Se necesita muy poco, exactamente el doble de la anchura del kakemono.
— Pintar las varillas o dorarlas si quedan visibles. Pero también es posible enrollar la tela encima y fijarla con chinchetas o cola.
— Colocar un cordoncillo para colgar.
— Sobre este fondo, colocar las flores anudadas con una graciosa cinta. Las flores que están detrás se pegan con precaución o se sujetan a la tela mediante unos puntos hábilmente disimulados.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario