Anemone japónica

Anemone japónica, de mayor porte que la anterior y presentando flores grandes de colores variados que aparecen en la primavera y principios del verano; como la anterior, prefiere suelos substanciosos y soporta muy bien los fríos si se la protege convenientemente.
Anemone hortensis, originaria del sur de Francia; A. pa-vonina, llamada también “Ojo de pavo”, con flores dobles; A. fulgens, de color escarlata; A. versicolor, etc. son también muy cultivadas en los jardines y requieren condiciones de vida similares a las ya nombradas.
La reproducción de las anémonas puede hacerse por semillas cuando se desee obtener diversidad de colores, pero presentan el inconveniente de tardar por lo menos un par de años antes de que las plantas así obtenidas presenten floración; además, muchas variedades no semillan. Es por esta causa que la reproducción se hace por raíces o “patas”, las que pueden plantarse desde mayo hasta septiembre, conservando una distancia de 20 a 25 cm. entre unas y otras.
Después de la floración, que se produce en primavera y verano, las plantas comenzarán a tomar un tinte amarillento y a marchitarse; es en este momento que deben arrancarse para guardar las raíces en un lugar seco y fresco, de manera que la desecación de las mismas se haga lentamente y puedan conservarse para ser plantadas nuevamente al año siguiente. Aquilegia ChtySantba, con flores de un color amarillo dorado.
Aquilegia (labellata, enana, de floración temprana, con flores blancas o matizadas de rosado y verde.
Aquilegia canadensis o “Del Canadá”, casi enana, con flores colgantes de color rojo azafranado.
Por lo general, las aquilegias son muy rústicas y prosperan bien en cualquier terreno, pero prefieren los lugares frescos y no muv asoleados.
La siembra se hace en almacigos durante la primavera para trasplantar en otoño, o en la siguiente primavera, a una distancia de medio metro entre planta y planta. Suele sembrarse también de febrero a mayo y bajo vidrio hasta agosto.
El trasplante se efectuará cuando las plantitas adquieran unos 10 cm. de altura, siendo conveniente que las mismas lie ven consigo un buen pan de tierra.
La reproducción puede efectuarse también por división de matas, siendo el momento más adecuado para realizar la op” ración, aquel que señala el fin de la floración, v la mejor época, hasta mediados de la primavera

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario