Del cerezo

El cerezo, para crecer, requiere mucha luz: por ello prefiere una posición soleada. No tolera la sombra, ni siquiera unas pocas horas al día.
Esta planta también puede cultivarse en la montaña, hasta unos 1000 m de altitud, pues resiste al frío bastante bien. Durante el invierno tolera temperaturas de hasta -20 °C sin sufrir daños, ya que pierde las hojas y entra en el estadio de reposo vegetativo.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario