El suelo

La presencia de la porosidad es un factor indispensable para garantizar el crecimiento de las plantas, pues en los espacios vacíos se encuentran el agua y el aire que circulan por el terreno. Se hace importante, empero, clasificar los tipos de poros en 2 tipos, a partir de sus dimensiones:
Los grandes poros o macroporos, es decir, los que tienen un diámetro superior a 8 micró-metros (1 mm = 1.000 micró-metros). En los macroporos el agua no queda retenida, sino que desciende velozmente hacia abajo, por acción de la fuerza de la gravedad. Por tanto, en este tipo de poros está presente, sobre todo, el aire. Por ello, estos macroporos constituyen el espacio para el aire en el terreno.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario