Un jardín en miniatura

Un jardín en miniatura

Ya sea para nuestra terraza o jardín, los jardines miniatura resultan muy agradables y en general fáciles de mantener eligiendo las plantas más indicadas. Existen en viveros y centros de jardinería una amplia variedad de coniferas enanas, que por su lento crecimiento
son muy adecuadas para estos jardines. Para los bordes, también resultan perfectas algunas enredaderas de pequeño tamaño.
Tanto los laterales como la base, los formaremos con elementos de obra que podremos adquirir en almacenes de construcción. Los uniremos con cemento. Como base de soporte y para facilitar el drenaje, colocaremos unos elementos alargados del mismo material que el resto del macetón.
Para revestirlo exteriormente haremos una mezcla de cemento y arena.
Esta mezcla la extenderemos por todas las superficies extemas del macetón que hemos realizado.
En el fondo y para evitar el encbarcamiento. dependiendo de la extensión de la base, habremos realizado varios agujeros, que taparemos con trozos de maceta curvos para evitar la salida del agua sobrante y de la tierra.
A continuación rellenaremos de tierra con mezcla de mantillo.
Por último pondremos las plantas, y las colocaremos de menor a mayor dependiendo del lugar donde hayamos colocado el macetón.

Etiquetas: ,

Deja un comentario