Las plantas para las pendientes

Perfectas para las pendientes
Una pendiente presenta de entrada varios inconvenientes: dificultad de trabajar el suelo; abundancia de piedra; poco espesor de la tierra, con frecuencia llena de barro y lodo tras la lluvia… ¿Problemas insalvables? Ni mucho menos. El trabajo del jardinero se reduce a remover la tierra de superficie… y poner las plantas, que se asentarán bien en el terreno gracias a sus raíces extendidas. La mejor manera de aprovechar estas condiciones consiste en el uso de especies resistentes que tengan las mismas exigencias de luz, agua, suelo, etc. En general, el drenaje no es problema, ya que el agua discurre muy rápido. Por ello, tienes que realizar alcorques que contengan el riego después de la plantación. Coloca un enlosado o unas escaleras que hagan más fácil el acceso a las zonas altas, y evita los ejemplares que precisen varias podas al año al ser una labor muy exigente. Estas son algunos de los ejemplares más adecuados.

Etiquetas: ,

Deja un comentario