Las plantas que prefieren la humedad

Adoran el suelo muy húmedo
Para que el agua de riego o de lluvia cumpla con su cometido en el jardín no debe quedarse estancada ni permanecer mucho tiempo en el terreno al nivel de las raíces, ya que éstas correrían el riesgo de morir por asfixia y falta de oxígeno. Sin embargo, algunas especies aceptan sin contratiempos los suelos muy húmedos, incluso anegados, con   encharcamientos   prolongados. El momento más crítico de las plantas que crecen bajo estas condiciones (hablamos por ejemplo de astilbe, salicaria, papiro, etc.) se produce cuando se encuentran en fase de germinación, lo que te obligará a rellenar el agujero de plantación con arena de río y un fertilizante de liberación lenta. Una vez asentadas no precisan apenas mantenimiento…, a menos que la sequía desestabilice su equilibrio hídrico. Si tu jardín dispone de estanque, todo será aún más fácil: ahí tendrás a tu disposición las especies acuáticas y de orilla. Plántalas en primavera, al final del verano o ya entrado el otoño, pero antes de que el frío extremo y las heladas se apoderen del jardín. A continuación, la selección de plantas que te proponemos para estas zonas.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario