Jardin con desnivel

Un desnivel muy bien resuelto 250 metros llenos de belleza

En la Costa del Sol, muy cerca del mar, se encuentra este jardín de apenas 250 metros cuadrados, que aparenta ser más grande al estar diseñado en curva. Su mayor dificultad, el desnivel, ha sido salvado con traviesas de ferrocarril tratadas contra la podredumbre.
Si conseguir habitabilidad en cualquier jardín en cuesta no es tarea fácil, lograrlo en uno pequeño es aún más complejo. Casi no hay sitio para abancalar de un modo discreto y crear terrazas. En este rincón marbellí, muy próximo al mar, se ha conseguido plenamente. La clave ha sido utilizar ¡as traviesas de ferrocarril con efectividad y estética. Una vez excavada y nivelada cada explanada se trataba de revestirla, y se ha optado por cambiar de material y color con frecuencia. Así, se combinan superficies verdes con césped de grama, negras con gravilla muy oscura, azules con el agua de los estanques y la piscina, etc.

Limpiar suelo… y plantas
El mantenimiento básico es, junto al tratamiento cada 4-5 años de la madera con barniz protector, conservar el terreno ordenado y libre de materiales extraños. Conviene que el césped esté siempre segado e igualado, las superficies engravilladas sin malas hierbas o restos de hojas, ramillas, etc., y las láminas de agua sin algas u objetos flotantes. En especial en otoño, cuando las hojas de muchos árboles caen, y el viento puede ser más fuerte, hay que barrer la pradera y demás superficies a menudo. Pero en este enclave surge otra labor importante: conservar en perfecto estado de nutrientes, riego, entutorado, y limpieza las especies tropicales y exóticas. Musas, crotón, rosas chinas, kentias… todas deben mantenerse libres de polvo y de hojas y flores secas y regarse y abonarse con cierta regularidad.

Etiquetas: ,

Deja un comentario