Las plantas viejas y nuevas

Plantas nuevas y plantas viejas
Entre las principales causas de la muerte de las plantas para interior está el cambio de ambiente. Cuando compramos nuevos ejemplares para traer a casa los sometemos a un stress notable, del cual saldrán airosos solamente aquellos que logren la aclimatación o adaptación al nuevo lugar en que viven.
El período inicial en un nuevo ambiente es el más crítico para las plantas, en el que se vuelven más débiles y, por lo tanto, más susceptibles a la aparición de enfermedades y al ataque de insectos. Debemos aprender cuáles son los requerimientos de la planta que compramos y brindarle cuidados especiales cuando recién llega a casa. No mejorará las cosas cambiarla permanentemente de lugar para ver si así se “cura”, porque sufriría un stress mayor. ¿Qué sucedería con nosotros si nos tuviésemos que mudar de casa cada tres o cuatro días? Ni siquiera resistiríamos mudarnos cada tres o cuatro meses. Con nuestras plantas pasa algo similar. Es preferible ubicarlas en un sitio que sea más o menos definitivo y tratar de lograr su aclimatación a “ese” lugar. Tampoco será una buena decisión cambiarlas permanentemente, tirando la que se enfermó y comprando una nueva. Lo más racional es aprender a cuidar cada una de ellas con lo cual evitaremos la frustración que nos trae la enfermedad y la muerte.
Si bien las plantas que recién traemos a casa merecen una mayor atención, no debemos olvidarnos de las “viejas”, aquellas que parecen tan bien aclimatadas que no necesitan más que agua. Si retomamos el concepto de que son seres vivos, que siempre necesitarán cuidados, podremos ver que cada planta crece y se desarrolla con un ritmo propio y que, llegado un momento de su vida se tornará más susceptible a las enfermedades y los insectos, por características propias de su ciclo vital o, inclusive, por envejecimiento. De ahí que nunca se las debe descuidar, aunque se asuma que ya están bien adaptadas. La prevención es fundamental y para prevenir, habrá que -nuevamente-conocerlas bien, a cada especie y a las plagas y enfermedades que puedan afectarla

Etiquetas: ,

Deja un comentario