El jardin

AL PLANIFICAR, CUENTA TODO
El jardín aquí ilustrado se limita a un espacio muy corriente en patios y terrazas: Tiene una zona central de 3,5 x 5 m, con un paso lateral que lleva a la puerta del comedor o salón de la vivienda. Como en cualquier tipo de diseño, hemos preparado una lista de prioridades y un plano de la zona, señalando el norte, las vistas buenas o malas, las alturas de muros y tabiques, la posición de las tuberías, desagües, canalones, cambios de nivel, puertas y ventanas.
Las terrazas y muchos patios no tienen acceso desde la calle de forma que todos los materiales tienen que entrar y salir a través de la vivienda, lo que hace de la planificación cuidadosa algo absolutamente esencial. Teniendo en cuenta esto, aunque al levantar la superficie existente no sea un problema, puede resultar una pesadilla, el tener que echar en sacos todo el material levantado y cruzar con ello la casa para sacarlo a un camión o container. En este momento es cuando el valor de un poco de previsión es inapreciable. Los bancales elevados, que le evitarán muchas molestias y ahorran esfuerzo de mantenimiento le serán de una utilidad única en este caso: como las plantas crecerán en 45 cm de tierra, queda una altura considerable para rellenar; el cascajo es un buen material para ello, deja escurrir bien el agua y constituye el relleno idóneo para los bancales. En el diseño, las zonas elevadas se extienden a lo largo de dos laterales en la medida justa para dar cuenta de todo el material indeseable y dejar limpio el suelo. La parte principal del «piso» se deja para pavimentar, y mide aproximadamente 3 x 2,5 m; el tamaño normal de una habitación corriente. Como generalmente los muros están revestidos de ladrillo visto, parece razonable incorporar al menos una parte de este material al piso. Unos buenos ladrillos bien cocidos son muy adecuados para pavimentar, pese a lo que dicen algunos arquitectos y peritos, con la ventaja de que presentan desde el principio un aspecto «envejecido». La disposición de las piezas se debe basar en las de la vivienda, y se pueden combinar con algunas losetas.
La luz, o su ausencia, suele ser un problema en una situación urbana, lo
que hace aconsejable, siempre que se pueda, el empleo de materiales claros o reflectantes. El piso blanco es preferible evitarlo, porque en seguida se ensucia. Es mejor escoger unas losetas claras de color ocre. Esta combinación de materiales da unidad a la composición, mientras la fuentecilla se convierte en centro de atención, en el que muchas personas nunca han pensado porque les parece algo fuera de su alcance. Ahora verán que no es así, y se puede hacer con facilidad.

Etiquetas: ,

Un comentario para “El jardin”

  1. inmobiliaria dice:

    Mi felicitacioin un buen articulo. Saludo.

Deja un comentario