La jardineria

TRONCOS MULTIUSO
Con los troncos podrá hacer escalones, muros de retención, pavimento y senderos. A continuación le indicamos cómo llevarlo a la práctica.
Escalones. Hay varias formas de construirlos, tanto si los troncos son largos como si son cortos.
Es fácil construir escalones amplios con sólo colocar los troncos en el suelo y fijarlos con unas cuñas. La zona de huella puede a continuación rellenarse con piedra machacada, grava o tierra apisonada. Si la distancia entre los escalones no es uniforme, el resultado será más variado. Es también una buena idea disponer los troncos desalineados y favorecer el desarrollo de plantas a los lados.
Si sólo puede encontrar troncos cortos, como de 50 cm, podrá igualmente construir escaleras, pero procediendo de otra manera; por ejemplo, podría clavarlos verticalmente unos junto a otros, de forma que cada hilera constituya un escalón.
Muros de retención. La misma técnica sirve, empleando troncos algo más largos, para construir muros de retención de pendientes. También en este caso puede variar la disposición haciendo, por ejemplo, que cada terraza quede a una altura diferente.
Pavimentos y senderos. Las rodajas de troncos sirven tanto para pavimentar como para crear senderos. En el primer caso, los cortes se disponen en un lecho de mortero según el procedimiento normal o se dejan aislados, permitiendo que las plantas rastreras crezcan entre ellos.
Los troncos empleados como pasaderas o senderos pueden clavarse en el suelo sin más, teniendo precaución, si cruzan una zona de césped, de que queden justo bajo la superficie de éste, con el fin de que la segadora pueda moverse sin tropiezos.
Los elementos de madera logran el equilibrio visual en las zonas donde la piedra o las losetas de hormigón parecerían fuera de lugar.

Etiquetas: ,

Deja un comentario