La vid

Las vides no crecen bien en zonas muy húmedas como son las de las costas cantábricas y gallega, que, además, gozan de poco sol. Para quienes habitan estos lugares, les sugerimos un cultivo poco corriente en nuestro país, como es el de la parra de invernadero. A él dedicamos, por este motivo, un amplio espacio.
Por lo demás, la parra, adosada a un muro cálido y soleado, tiene la posibilidad de desarrollarse bien prácticamente en toda la geografía nacional, con las excepciones mencionadas anteriormente.
Para cultivar en invernadero, es mejor plantar en el interior del mismo, aunque también puede optar por plantar en el exterior y conducir la vid al interior, preferiblemente a través de los cimientos. Con este último sistema, se consigue un mayor sistema radicular y una planta más desarrollada.

Etiquetas: ,

Deja un comentario