Decoracion jardines fotos

Moverse por el jardín
Ademas de observar la propiedad desde los sitios más importantes de la calle y de la vivienda, habrá que moverse de un lado a otro del jardín para descubrir los puntos focales existentes o posibles. Éstos serán los centros de atención, y los ejes que lleven hasta ellos serán los senderos que nos transmitirán una sensación de expectativa.
La mejor manera de crear este efecto encantador consiste en establecer una serie de espacios, abiertos o cerrados, empezando por la zona de la casa, para apartarse primero y después volver a ella. Por ejemplo, una red de ejes puede partir del salón para llevar al paseante, a través de una puerta corredera acristalada, hasta una terraza, desde donde se atravesara una extensión de césped hacia un intimo jardín umbrío, con una hamaca bajo un árbol, para salir a una huerta soleada, a un jardín de hierbas aromáticas, y de allí volver a la casa entrando por la puerta de la cocina.
Un jardín dividido en espacios separados como estos, cada uno con su propio carácter, es interesante y funcional a la vez. Como en una casa, cada espacio tiene su propia finalidad. Un rincón soleado junto a un seto puede ser un lugar de retiro; el césped, un lugar de juego; el patio, el sitio ideal para cenar al aire libre.
La circulación por el jardín es importante no solo en términos prácticos sino también porque incide en el disfrute mismo del lugar. Se puede determinar la velocidad de circulación mediante el diseño de los senderos, las paradas y los puntos de referencia. Por ejemplo, un paseo por un sendero estrecho, con curvas, bordeado de llores raras se hará con más lentitud que si se recorriese un camino recto a través de un césped liso Las puertas en los puntos de paso y los escalones en una senda en pendiente también aminoran la velocidad de la marcha y permiten apreciar el sitio. Por ultimo, los lugares en que es posible detenerse -una terraza, un patio abierto o cerrado, un claro o un banco en un sitio sombreado que domine una bonita vista- tienen el sabor de un sitio de refugio y descanso. Asegúrate de que en tu jardín haya varios sitios de estos, apartados e íntimos, que representen el placer de volver a descubrirlos cada vez que te acerques a ellos.

Etiquetas: ,

Deja un comentario