Jardín urbano

Proporciones y escalas
La proporción es la relación de tamaño entre las partes de un todo: por ejemplo, las dimensiones de un árbol en comparación con el tamaño de un bosque. La escala es la medida de un objeto o espacio en relación con otro. En un jardín, relacionamos el tamaño de los objetos y de los espacios ante todo con el tamaño de nuestros propios cuerpos. Con esta referencia, las plantas de un jardín de rocas son pequeñas, y una secuoya es enorme.
Los diseñadores saben que los principios de la proporción contribuyen a definir el ambiente de un jardín. Por ejemplo, si la altura del elemento vertical más grande de un jardín, como puede ser un muro o una verja, es mayor que la mitad del ancho del propio jardín, el efecto será de encierro. Por lo tanto, en un jardín urbano pequeño, rodeado por edificios de pisos, lo sensato será plantar árboles pequeños y arbustos que estén en proporción con las dimensiones del lugar, para contrarrestar el efecto aplastante de los bloques vecinos. En cambio, si el jardín abarca una amplia superficie en torno a la casa, un espacio cercado con elementos verticales a escala humana, como un enrejado divisorio o un seto, produce un grato efecto de aislamiento y seguridad.
La escala humana no es el único baremo que se puede aplicar a la cuestión de las proporciones. La composición de cualquier jardín se basa en objetos relacionados entre sí por el tamaño. Las flores de una bordura casi siempre se disponen según la altura: las más bajas delante, y las altas detrás; un principio de diseño muy extendido manda que la altura de las mayores no debe superar la mitad del ancho de la bordura. La casa es un factor determinante de la escala, y los árboles y elementos estructurales circundantes no deben hacerla desaparecer ni quedar eclipsados por ella.

Etiquetas: ,

Deja un comentario