Jardin de Primavera

UN ARRIATE APACIBLE DE TONOS ESTIVALES SUAVES
Situado con el telón de fondo de una cerca de troncos abierta, este arriate presenta una mezcla de flores, de tonos suaves, desde la primavera hasta el otoño. Todas estas plantas se darán bien a pleno sol, en un terreno fértil y de buen drenaje. La valla delimita el borde y, al mismo tiempo, sirve de apoyo para las plantas altas colocadas en la parte trasera. Algunas de las especies que llegan a bastante altura pueden necesitar tutores para evitar que se doblen.
Las peonías y las amapolas, con su floración temprana, inician su despliegue en primavera, acompañadas por las aquilegias rosadas. Unas semanas más tarde, el conjunto se enriquecerá con las espigas de la espuela de caballero, los lirios y las cabezuelas delicadas del aciano (Centaurea). Poco después abrirán sus flores el flox. la milenrama, el geranio, las heucheras y el astilbe, con su profusión de tonos sutiles.
A mediados del verano, el arriate se cubrirá de color con las espigas rectas de la malva real, la dedalera cubrirá la parte trasera central, y las azucenas matizadas darán brillo al extremo derecho. En el centro de esta superficie, lupinos, verónicas, rudbeckias. azucenas, espliego, cimicifugas y artemisas “Silver Queen” despliegan su colorido de tonos púrpura, rosa, blanco y melocotón. En la parte frontal, ocultan los tallos de las plantas de media altura un conjunto de espigas bajas de salvia, minutisas, artemisas “Silver Brocade”, campanillas, Hosta. y una brillante variedad de alegrías de la casa.
Cuando empiezan a acortar las jornadas estivales, el áster azul, las anémonas, dalias y heliotropos llegan para animar el colorido general. A lo largo de todo el verano y hasta principios del otoño, habrá que eliminar las flores marchitas para que las plantas empleen toda su energía en florecer y no en producir semillas La anemisa “Silver Queen”, por su gran lozanía, re-quiere una división todas las primaveras.

Etiquetas: ,

Deja un comentario