PRESIEMBRA EN RECIPIENTES

PRESIEMBRA EN RECIPIENTES.
Variante de los almacigos, permite trasladar las plantas ya criadas a zonas intermedias para desarrollo.

La mejor calidad y productividad de las hortaliza de nuestro huerto, al igual que la de las plantas’ ornamentales destinadas a abastecer los jardines, se obtiene mediante presiembras en almacigos o en recipientes. Ambos sistemas ofrecen garantías a la germinación y primera evolución de las semillas.
Se trata de la primera etapa del establecimiento de un cultivo e implica una selección de los ejemplares más perfectos al momento de trasplantar.
Su implementación es aconsejable para las especies cuyas semillas son muy pequeñas, como ocurre con las hortalizas en general, para las cuales el manejo en una sola fase o siembra directa es muy difícil.
El uso de contenedores es particularmente indicado cuando se trata de plantas muy susceptibles a las malezas o a factores climáticos como las heladas, en su primer período de vida.
Antes de determinar el tipo de recipientes que conviene usar, es necesario calcular su cantidad o extensión según el número de plantas que ocuparán el suelo definitivo.
La presiembra se establece siempre en un lugar vigilado y resguardado, colocando los contenedores sobre mesas o plataformas angostas, de manera que se puedan alcanzar fácilmente con las manos. De este modo se facilitan los trabajos de siembra, fertilizaciones, desmalezamientos y riegos.

Etiquetas:

Deja un comentario