Diseños de casas con pisicina

Vista desde uno de los extremos de la piscina que, sobre el cerro Jarrera, permite contemplar una panorámica del pueblo de Gaucín con su magnífico castillo construido entre grandes rocas. El bordillo se realizó con piedra de Casares y en algunos tramos se apilaron varias piedras para conseguir un efecto natural y salvaje. Asimismo, se organizó una bancada en la curva más pronunciada de la piscina para poder contemplar desde el agua y «a remojo» la espectacular belleza de todo lo que la rodea. La vegetación circundante crece entre las rocas y consiste en un acebuchal con algunos algarrobos, jaras y lentisco.

Etiquetas:

Deja un comentario