Planta del Rosal

Rosal (Rosa canina)
El rosal ocuparía uno de los primeros puestos entre las plantas menos exigentes. Se adapta a todo tipo de terrenos, aunque agradece los bien abonados y expuestos al sol. Los rosales silvestres como la Rosa canina están aún mejor preparados para soportar climas rigurosos y la falta de cuidados, por lo que se utilizan muchas veces como base para los injertos de otras variedades con flores más espectaculares. Se multiplica a través de esquejes semileñosos.

Etiquetas:

Deja un comentario