Simbologia de los jardines con laberintos

SIMBOLOGÍA:
El recorrido por el laberinto es un camino iniciático, que representa las dudas y los enigmas que tiene el hombre en la vida, las distintas opciones para llegar a un solo fin y la facilidad que existe para la confusión y para no optar por el camino adecuado. Pero también es un mundo de contradicciones, símbolo de lo bueno y de lo malo, de la vida y de la muerte, un espacio terrorífico y aterrador o un lugar lúdico y de diversión. En el mundo cristiano fue, en principio, símbolo del camino que se aparta de Dios y conduce a la ignorancia. A partir del siglo XIV, recuperó su sentido positivo, como el recorrido del peregrino en pos de la verdad. En la cultura egipcia, en el centro del laberinto espera el Dios supremo para el juicio por las acciones realizadas en vida.
Trazado:
La mayoría de los laberintos plantean varios recorridos, de los cuales sólo uno será el adecuado para llegar al final, de ahí el sentimiento de incertidumbre que despiertan. Existen también laberintos de sentido único, en los que hay un solo camino que se va enroscando sobre sí mismo para llegar a un centro. No hay riesgo de perderse en él, pero la trayectoria zigzagueante o sinuosa hace que se pierda la orientación. Los laberintos tienen a menudo un trazado difícil de entender al primer golpe de vista y que parece ininteligible y complicado de asimilar mentalmente. Pueden parecer azarosos en su trazado, pero muchos de ellos guardan una simetría interna, que se puede comprobar si se desgaja su diseño.

Etiquetas:

Deja un comentario