Archivo de la categoría ‘Cultivos para Niños’

Cultivo de betarragas

Viernes, 6 de abril de 2012

Lo único que masivamente se sabe acerca de la betarraga se refiere a su importante aporte nutricional, en virtud del cual la mantenemos vigente en los huertos y supermercados. Como reconocimiento a sus méritos, se le incluye generalmente en la ensalada surtida.
Los más creativos, cultores de un naturismo mixto y ocasional, beben su delicioso y reconfortante jugo y consumen las hojas verdes y tiernas de las primeras cosechas o raleos en tortillas, a las que se añaden picadas finamente, crudas o cocidas.
Los rusos, en cambio, hacen exquisitas preparaciones con la betarraga, mientras que los italianos y españoles fabrican con ella encurtidos en vinagre. Convendría proveerse de nuevas y diferentes recetas de la cocina internacional que enriquecerían nuestra dieta con esta y otras hortalizas, que se revelan como antídoto contra el mal de los tiempos modernos: el cáncer.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Lunes, 12 de marzo de 2012

PLAGAS Y ENFERMEDADES.
Mildiu o tizón de la patata. A últimos de junio y primeros de julio conviene pulverizar un fungicida del tipo del caldo bórdeles, como protección contra el tizón de la patata. Se trata de una enfermedad criptogámica que se propaga con suma rapidez en condiciones húmedas y su presencia se manifiesta con unas manchas marrón oscuro en las hojas y el rápido deterioro de los fustes. En ese caso se cortarán los fustes a 30 cm sobre el nivel del suelo y se quemarán lejos del bancal. De este modo se evita que las esporas del mildiu pasen al suelo e infesten los tubérculos. Estos últimos se pueden dejar en el suelo un par de semanas para que maduren.
La roña común. Es diminuto organismo presente en el suelo. El trastorno sólo se produce a flor de piel y no afecta a las cualidades comestibles o de conservación de los tubérculos. Suele ser más grave en suelos ligeros y «hambrientos». La colocación de un buen compost o recortes de césped en el fondo de la zanja cuando se va a plantar ayuda a obtener tubérculos
limpios y sanos libres del mal.
Nematodos. Los minúsculos nematodos, invisibles a simple vista, atacan los tallos y las raíces de la planta. Las plantas atrofiadas con tallos escuálidos delatan su presencia. El único remedio es declarar la guerra del hambre a los bichitos dejando de cultivar patatas en terrenos infestados durante varias temporadas. Un sistema para combatir el mal se basa en la rotación trienal o cuatrienal de cultivos.

Cultivo de papas

Miércoles, 29 de febrero de 2012

EN TIESTOS Y CAJONERAS
Si posee un invernadero con algo de calefacción puede cultivar patatas en tiestos colocados en los estantes. Llene hasta la mitad algunos tiestos de 20 cm con un buen suelo o compost y plante un tubérculo en cada tiesto. Añada más tierra según vayan creciendo las plantas. Cuando la planta haya formado un buen cepellón y estén brotando tubérculos, será bastante fácil sacarla del tiesto con un golpe seco, coger los tubérculos de mayor tamaño y volver a plantarla.
También se pueden plantar tubérculos en una cajonera en febrero o primeros de marzo. Procúreles una buena ventilación durante el día y luz artificial por la noche hasta que las plantas toquen los cristales.

Como y cuando sembrar

Martes, 28 de febrero de 2012

CUANDO Y COMO «SEMBRAR»
Las épocas y distancias de plantación de las patatas son muy variables. Plante la primera y la segunda tanda de patatas nuevas en marzo y abril, y el grueso de la cosecha temprana y
las variedades tardías en abril y mayo, incluso en junio. Para las patatas nuevas calcule una distancia de 25-30 cm entre los tubérculos y de 60 cm entre las hileras. Las patatas de plena temporada y las tardías necesitan una se-pración de 38 cm entre los tubérculos y de 68-75 cm entre las hileras.
Si los tubérculos son grandes se pueden cortar a lo largo por el centro, a condición de que cada mitad tenga un brote aceptable. No obstante, no corte los tubérculos hasta el momento de plantarlos.
El método de la zanja es uno de los más populares para plantar patatas. Tienda una cuerda de jardinero a través del bancal y ténsela bien. Manteniendo el dorso de la pala contra la cuerda, haga una zanja de 10-15 cm de profundidad. Plante los tubérculos en el fondo, procurando no aplastar los brotes. Al cavar la segunda zanja proyecte la tierra hacia delante para tapar la primera.
Otro método consiste en practicar los hoyos de plantación con un desplantador. De este modo se puede adaptar el tamaño de cada hoyo a las dimensiones del tubérculo.
Otro sistema consiste en situar los tubérculos justo debajo del nivel del suelo, para que se mantengan erguidos. Entonces, con un azadón de arrastre, se acumula tierra a cada lado de los tubérculos formando un montículo. Este método es útil en suelos pesados que no drenan demasiado bien porque evita encharcamientos.
Un método más moderno consiste en plantar los tubérculos justo cubiertos por el suelo y taparlos con una lámina de polietileno negro de 60 cm de ancho. Encima de cada tubérculo se rasga el polietileno para que los vastagos puedan salir. Con el fin de mantener el polietileno en su sitio se disponen piedras o tierra en los bordes. Los tubérculos se forman bajo las planchas, justo bajo la superficie del suelo. Se pueden recolectar los de mayor tamaño, que se van a consumir primero, liberando y levantando por turno cada lado de la plancha de polietileno. Este método no ahorra tiempo, pero evita el trabajo de aporcar.

Variedades de la papa para plantar

Domingo, 26 de febrero de 2012

VARIEDADES RECOMENDADAS

MUY TEMPRANAS
Jaerla Oval alargada. Piel blanca amarillenta.
Rosalie. Oval alargada. Piel rosada. Palogan. Redonda. Piel amarilla. Arrant Pilot. Blanca arriñonada
TEMPRANAS
Duquesa. Tubérculos alargados. Piel amarilla.
Pentland Beauty. Oval. Piel blanca con manchas rosas.
COSECHA PRINCIPAL Desirée. Oval alargada. Piel roja. Bintje. Oval alargada. Piel blanca amarillenta, lisa.
Arran Banner. Redonda, algo aplastada. Piel amarilla clara.
TARDÍAS
Pentland Crown. Oval. Piel blanca. Baraka. Oval alargada. Piel amarilla clara.

Plantar semilla o tuberculo de la patata

Miércoles, 22 de febrero de 2012

¿SEMILLA O TUBÉRCULO?
Las patatas se multiplican plantando tubérculos seleccionados de la cosecha del año anterior; se conocen como patatas de siembra, aunque es un nombre erróneo, ya que los tubérculos no son las semillas de la patata. Estas están en las pequeñas «manzanas de la patata», frutos del tamaño de un tomate pequeño que se forman en la parte aérea. Las semillas serán de utilidad a los cultivadores que busquen variedades nuevas, pero no al horticultor corriente, ya que no reproducen de forma fiable el mismo tipo.
El tubérculo, por el contrario, es fiable y siempre reproduce el mismo tipo de planta. En teoría no hay nada que impida que un jardinero utilice sus propios tubérculos año tras año, aunque en realidad no merece mucho la pena, porque las patatas están expuestas a enfermedades víricas.
Lo normal es que la patata de siembra se adquiera a productores registrados oficialmente. Los cultivos de estos productores son inspeccionados por funcionarios del Ministerio de Agricultura, que certifican que las plantas están sanas y pertenecen al tipo correcto, anotándose el número de certificación en todos los lotes.
La simiente nueva es cara, y muchos horticultores hacen lo posible por cultivarla un segundo año. Los tubérculos seleccionados para esta segunda cosecha se llaman de segundo año. El utilizarlos es razonablemente seguro para las tempranas, que se sacan antes de que la mosca verde pueda hacer mucho daño, pero es más arriesgado con las variedades más tardías de la cosecha principal.
Vaya escogiendo las patatas de siembra a medida que saque los tubérculos, quedándose sólo con los mejores y del tamaño aproximado de un huevo de gallina o algo menos y métalas en un cajón de poco fondo. Déjelas hasta que el sol haya engrosado y verdecido la piel; si sosprecha la presencia de mosca verde, pulverice con un buen insecticida. Guárdelas a continuación en un lugar claro, fresco y sin riesgo de heladas hasta que llegue el momento de la gemación

Como plantar patatas

Martes, 21 de febrero de 2012

CUALQUIER SUELO VALE
Las patatas se dan en casi todos los terrenos, aunque lo ideal es una tierra franca media que no se seque demasiado rápidamente y cuya estructura sea suficientemente suelta como para que los tubérculos puedan engordar bien. Las arcillas pesadas y los suelos muy ligeros son peores, aunque pueden mejorarse.
Todas las parcelas de patatas se beneficiarán de la incorporación de estiércol o compost bien fermentado en la cava de invierno.

Diferentes variedades de patatas para cultivar

Lunes, 20 de febrero de 2012

Imprescindibles patatas
Si tiene un plan de cultivos de rotación trienal le irá muy bien para las patatas; esto le permitirá asignarles un tercio del huerto. No conviene plantar más superficie, porque puede desarrollarse la «enfermedad de la patata».

Las variedades de patata pueden dividirse en cuatro grupos: muy tempranas, tempranas, cosecha principal y tardías, si bien la sepración entre unos y otros tipos no es muy clara. Algunos catálogos sólo dan tres de ellos, ya que unen las muy tempranas y tempranas.
Estas últimas son, simplemente, las variedades que forman sus tubérculos pronto y que pueden sacarse en seguida. Suelen cogerse mientras la parte aérea está todavía verde, aunque se puede esperar hasta que muera. En general, el rendimiento de las variedades tempranas es inferior.
Los tubérculos de la variedad principal y la tardía pueden también sacarse mientras la parte aérea está verde, aunque es un derroche hacerlo, porque el rendimiento será muy superior si se espera a que maduren.
En un huerto pequeño es en general preferible prescindir de las variedades tardías, propias para guardar, y limitarse a algunas hileras de tempranas para el verano.

La Batata Dulce en Jardineria

Lunes, 19 de enero de 2009

Originaria de América del Sur y también de la india, es comestible y se puede encontrar en las fruterías y en los comercios de productos exóticos.
Basta con colocar la batata dulce dentro de un gran vaso, un jarro de cerveza, una maceta o un cántaro cuyo diámetro corresponda a su tamaño.
Solamente hay que poner agua hasta aproximadamente el tercio de su altura.
Más tarde, cuando la planta haya salido, se disimulará el recipiente con un cubre-macetas.
Dejar durante unos días el tubérculo en un rincón oscuro. Muy pronto se forman unas raíces en la parte sumergida. Después aparecen unos gérmenes que al crecer se convierten en tallitos.
Colocar entonces la batata en un lugar claro, pero en donde no dé el sol.
A partir de este momento se dejan ver unas hojitas y los tallos crecen por lo menos 2 cm. diarios. Irradian y se reparten naturalmente de una forma armónica.
Con un gasto mínimo se obtiene así una curiosa planta que puede hacerse grande y de la cual se podrá observar, con sorpresa, su crecimiento milagroso.

Los cabellos en Jardineria

Lunes, 19 de enero de 2009

LOS CABELLOS:
Es fácil hacer germinar lentejas, semillas de lino o gazón japonés en los lugares más insospechados, a condición de asegurar un lecho constantemente húmedo a estas semillas que se pueden encontrar con tanta facilidad.
Esta base puede estar constituida por algodón hidrófilo, musgo o trozos de esponja. Humedecerla regularmente y muy pronto se verá cómo de las se’ millas colocadas encima de este lecho nace un# gran cantidad de pequeños tallos delgados y tan finos como los (cabellos), con unas hojitas de un verde muy lozano, que crecen en todas direcciones como una cabellera despeinada.
De esta forma es posible decorar no solamente un plato o una fuente, sino también una cascara de huevo vacía, una concha o un viejo zueco de madera, cosa que divierte mucho a los niños.