Archivo de la categoría ‘El Huerto’

Ideas para jardines

Viernes, 7 de junio de 2013

Una pequeña cancela de hierro forjado accede a una de las entradas al huerto. Está rodeada de una tupida vegetación entre la que sobresale la hiedra que trepa sobre el muro, junto a un seto realizado con verónicas de flor azulada.

Pérgola en huerto de hortalizas

Jueves, 17 de enero de 2013

Detalle de la pérgola de madera situada en el huerto de hortalizas. Está cubierta de viña virgen, Parthenocissus quinqué-folia y de rosal Felipes Kilsgate. En primer término, macizos de retama en flor.

Huerto de hortalizas y flores

Martes, 15 de enero de 2013

Antigua pista de tenis convertida en huerto de hortalizas y flores, En primer término, unos rosales Queen Elisabeth; en el centro, terreno sembrado con repollos, lechugas y judías.

Huerto de frutales

Viernes, 11 de enero de 2013

El huerto de frutales y acceso al jardín que comunica con el salón de la casa. La escalera está formada por traviesas de ferrocarril y en las contrahuellas se han plantado vivaces. En los bordes del césped, Iris germánica y setos de ciprés.

Sendero de caminos de paseo de jardines frutales

Miércoles, 2 de enero de 2013

Otro de los diversos tramos del paseo de frutales. La mancha amarilla proviene de una Achilleas fílipenduline y combina con el color naranja de las Hemerocallis. Bolas de boj a ambos lados del camino y salsales trepadores en arcos marcan el sendero.

Hacer un huerto de frutales

Lunes, 31 de diciembre de 2012

Vista del huerto de frutales en el que se aprecia una gran mancha de Hemerocallis en flor que inundan el ambiente de tonos naranjas y amarillos, azucenas e Iris germánica en primer término.

Tipos de contenedor para sembrar

Lunes, 28 de mayo de 2012

Tipos de contenedor
Cualquiera sea el tipo de contenedor empleado, haga un acopio de un volumen de tierra fina, compuesta de tien de hojas, arena, turba y humus de lombriz, de ser posible en proporciones variables. Los productores comerciales fumigan esta mezcla con bromuro de metilo para desinfectarla.
Las distribuidoras especializadas ofrecen un modelo muy práctico de “láminas termoformadas”, tabicadas y articuladas. Cada lámina conforma un panel con celdas c puede ser colocado en bandeja. Para trasplantar, se lleva los paneles al terreno y se abren, de manera que las plántulas, con sus panes de raíces a la vista, se desprenden fácilmente. Las propiedades térmicas de este material, que puede ser utilizado dos o más veces, acelera el proceso de germinación y emergencia.
Si emplea bolsitas plásticas, puede escoger entre perforado en la parte inferior.
Empleando cualquiera de los contenedores descritos u otros similares, logrará un rápido despliegue de raíces y un robusto desarrollo vegetativo, inmediatamente después de insertar las plantas en los surcos.

Sembrar la tierra

Domingo, 27 de mayo de 2012

Siembra.
Al momento de sembrar, la tierra debe tener suficiente humedad y un perfecto mullimiento, para lo cual se realizan las labores con un rastrillo manual, en caso de utilizar tierra preparada.
En los días que siguen a la siembra es fundamental mantener la humedad del sustrato regando con una lluvia muy fina de agua, para no correr el riesgo de sacar la semilla a la superficie. Esta faena se efectuaría distanciadamente una vez que las   plantas emergen, pero velando que no falte la humedad.
Puesto que esta fase previa del cultivo se realiza casi siempre con condiciones climáticas poco favorables, es aconsejable instalarla bajo un túnel de plástico en lugares fríos, o habilitando alguna forma de techo de totora en la zona central. Con estas medidas se prevé la acción de heladas o golpes de sol intenso.
El momento de traslado al lugar definitivo depende de cada especie, aunque normalmente suele ser ideal cuando la planta ha alcanzado entre 12 y 15 cm de altura y cuatro o cinco hojas. El trasplante debe coincidir con un clima apropiado en el campo -que haya pasado el peligro de heladas para que su desarrollo no se detenga. A lo largo del territorio chileno, esta época se presenta desde fines de octubre hasta mediados de noviembre.
En los días previos, quite la protección o techo si las plantas han estado cubiertas y lleve los contenedores al sitio de destino, exponiéndolas al ambiente natural, a fin de que se acostumbren al cambio.

Sistema de drenaje en la agricultura

Lunes, 14 de mayo de 2012

En la agricultura.
La aplicación del sistema en la agricultura presenta también una alternativa renovadora, en especial sobre terrenos muy inadecuados para el cultivo.
En el caso de suelos salinos, se colocan las placas sobre el suelo y se cubren con tierra fértil, según la consistencia y espesor requeridos por la especie a cultivar. Las celdillas de drenaje evacúan el agua hacia los canales habilitados para el efecto, e impiden que la salinidad emerja hacia la superficie, como ocurre en condiciones normales.

Sin necesidad de reemplazar el sustrato por otro, los terrenos pesados y arcillosos se benefician con ia instalación subterránea de este sistema, permitiendo una evacuación más expedita del agua.
Para suelos muy livianos, cada celdilla de las placas cuenta con una pequeña capacidad de retención del agua drenada, suficiente para abastecer de riego a las plantas por un período más largo. Al mismo tiempo, las cavidades interiores de las placas proporcionan aireación al suelo y, por extensión, oxigenan las raíces.
Se presta también, por lo tanto, inigualablemente para los cultivos hidropónicos, en los cuales no se requiere de una capa alta de sustrato. La nutrición y el agua colocadas al alcance de las raíces, da lugar a una modificación de ellas en cualquier especie vegetal, que, con esta técnica productiva, no necesita de grandes espacios.
El sistema puede implementarse incluso en plantaciones comerciales y en la extensión que se precise, si la inversión es rentable.
Su costo es de 15 dólares -alrededor de 6.350 pesos- el metro cuadrado.

La poda de hortalizas

Lunes, 30 de abril de 2012

HORTALIZAS.
Continúa la preocupación permanente por las hortalizas como el repollo, ajos, rabanitos, acelgas, coliflores, brócoli, arvejitas, habas, etc. Se continuará con tareas de limpieza, raleos y fertilizaciones, controlando prematuramente las plagas y enfermedades si se presentan. Algunas de estas hortalizas están en plena producción y otras se terminan, por lo tanto será necesaria una nueva siembra.
En este período es posible hacer algunos almacigos para plantaciones de producción temprana (cebolla, tomate, albahaca, ají, pimentón) y las otras que terminan su producción.
Tenemos que seleccionar y planificar los cultivos de la próxima temporada: sandías, melones, maíz.