Archivo de la categoría ‘Flores Secas’

Tipos de flores atipicas

Sábado, 2 de junio de 2012

Flores atípicas.
Una flor completa posee los cuatro tipos de hojas florales, mientras que una incompleta carece de uno o más de ellos, con ausencia total o parcial de cáliz y corola. Se dice que las unisexuales -que cuentan sólo con estambres o sólo pistilos- son imperfectas y las bisexuales son perfectas. En el caso de poseer sólo estambre, se llaman flores estaminadas. Las que poseen sólo pistilos son las flores pistiladas.
En el caso de que una planta tenga flores estaminadas y pistiladas por separado, se denomina monoica. Algunos ejemplos de estas especies son el maíz, la calabaza, el nogal, entre muchas otras. Cuando los dos tipos de flor se encuentran en plantas separadas, se denominan dioicas, como el caso del álamo, sauce, datilera o kiwi.

Secar flores

Lunes, 28 de marzo de 2011

También podemos secar flores con cristales de sílice. Estos cristales han de reducirse prácticamente a polvo para que puedan introducirse por los más pequeños recovecos. La flor a secar se coloca sobre una capa no muy gruesa de esa sustancia y luego se recubre intentando que entre pliegues y pétalos no queden huecos. Esta operación deberá realizarse en un recipiente hermético. Tiene que permanecer así de dos a tres días. Con esta técnica se consigue un aspecto muy natural.
Por último, disponemos del método de la glicerina que consiste en sumergir el material a secar en una disolución a partes iguales de esta sustancia y agua, previamente calentada al fuego. Se recomienda para las inflorescencias voluminosas y las espigas, colocarlas en vertical y rasgar la parte inferior de los tallos para que la mezcla penetre mejor en ellos. Una peculiaridad es que los vegetales que se someten a este método conservan su flexibilidad pero pierden su color natural. Tendremos que esperar de una semana a doce días para obtener resultados.
Como podemos comprobar, son métodos muy fáciles de realizar y que están al alcance de cualquiera. El resultado, el material vegetal seco, nos brindará una amplia gama de posibilidades para la decoración de objetos -jarrones, cajas, marcos, etc.-, ya que además de las flores se pueden aprovechar otras partes de la planta como hojas, ramas, espigas, pinas, frutos… con las que se consiguen increíbles diseños. Dentro de las flores, los mejores resultados se obtendrán con rosas, peonías y aquileas.

Flores secas

Domingo, 27 de marzo de 2011

Flores secas
En los últimos años, la decoración de interiores con flores secas ha proliferado considerablemente y no sólo en casas particulares sino también en locales públicos. Se trata de una tendencia que busca proporcionar a los espacios un toque más natural y ecológico.
Se ha abierto para muchos aficionados un interesante campo en el que desarrollar su talento creativo. Existen tiendas especializadas que nos ofrecen ramos de flores secas sugerentes y coloristas; sin embargo, lo divertido es que seamos nosotros mismos los que confeccionemos nuestros propios ramos. Para ello, lo primero que debemos hacer es seleccionar flores frescas que estén en buenas condiciones, a ser posible, a punto de florecer o con el capullo un poco entreabierto. Si son flores de nuestro jardín, será bueno que la noche anterior las reguemos y que las recojamos pronto por la mañana, evitando la luz del sol.
Para un correcto secado, lo aconsejable es colocar las flores en un lugar donde circule el aire, no haya humedad y prácticamente tampoco exista luz. Podemos optar por diferentes métodos. El primero y más sencillo es el prensado, que consiste en colocar el material a secar sobre capas de cartón ondulado revestidas de papel de periódico o de estraza. Las partes de los vegetales -tallo, pétalos, hojas…- se deben separar previamente y distribuir sobre el papel sin superposiciones. Luego se ha de colocar en un lugar ventilado y bajo bastante peso, así durante unas dos semanas. Esta técnica la hemos utilizado muchas veces sin darnos cuenta al dejar una flor entre las páginas de un libro.
Otro método es el aireado. En este caso, el vegetal conserva su porte y su volumen. Será importante que el material, ya sean flores o espigas, esté en perfectas condiciones, sin golpes ni partes dañadas. Lo que se hace es preparar ramos de flores cortadas a diferentes alturas para que se ventilen perfectamente. Una vez listos los ramos, se cuelgan del techo o de perchas. El tiempo de secado será variable dependiendo del tipo de flor. Una vez acabado el proceso, escogeremos el lugar más decorativo para colocarlas.