Archivo de la categoría ‘jardin’

Simbologia de los jardines con laberintos

Viernes, 12 de julio de 2013

SIMBOLOGÍA:
El recorrido por el laberinto es un camino iniciático, que representa las dudas y los enigmas que tiene el hombre en la vida, las distintas opciones para llegar a un solo fin y la facilidad que existe para la confusión y para no optar por el camino adecuado. Pero también es un mundo de contradicciones, símbolo de lo bueno y de lo malo, de la vida y de la muerte, un espacio terrorífico y aterrador o un lugar lúdico y de diversión. En el mundo cristiano fue, en principio, símbolo del camino que se aparta de Dios y conduce a la ignorancia. A partir del siglo XIV, recuperó su sentido positivo, como el recorrido del peregrino en pos de la verdad. En la cultura egipcia, en el centro del laberinto espera el Dios supremo para el juicio por las acciones realizadas en vida.
Trazado:
La mayoría de los laberintos plantean varios recorridos, de los cuales sólo uno será el adecuado para llegar al final, de ahí el sentimiento de incertidumbre que despiertan. Existen también laberintos de sentido único, en los que hay un solo camino que se va enroscando sobre sí mismo para llegar a un centro. No hay riesgo de perderse en él, pero la trayectoria zigzagueante o sinuosa hace que se pierda la orientación. Los laberintos tienen a menudo un trazado difícil de entender al primer golpe de vista y que parece ininteligible y complicado de asimilar mentalmente. Pueden parecer azarosos en su trazado, pero muchos de ellos guardan una simetría interna, que se puede comprobar si se desgaja su diseño.

Ideas para jardines

Jueves, 4 de julio de 2013

La entrada y el centro:
En la entrada o entradas de un laberinto suele encontrarse algún elemento o escultura como advertencia de que algo mágico puede ocurrir al atravesarlas. En el centro se halla el tesoro deseado, protegido por el propio recorrido desorientador del dédalo. También puede ser el lugar de conflicto, donde se van a clarificar las cosas, el encuentro entre Teseo y el Minotauro. El centro es en ocasiones un espacio vacío, infinito, pero en los jardines suele haber algún elemento singular, como un obelisco, un enorme árbol, un elemento escultórico o constructivo -puede tratarse de un quiosco, un belvedere, una pagoda o una torre-, en el cual descansar del aventurado recorrido u observar desde lo alto el trazado.

Decoracion de jardin con laberintos

Lunes, 1 de julio de 2013

En los laberintos, la entrada es un punto muy importante. Marca el inicio de un camino del cual se ignora lo que puede deparar. Por eso, suele haber algún elemento escultórico como advertencia.

Paisaje de jardin del siglo XIX

Miércoles, 19 de junio de 2013

Vista de este jardín realizado en base a un proyecto original de mediados del siglo XIX. Se crearon zonas que se enlazan como eslabones, cada una con su propia intimidad y características. En la pradera abundan los arbustos y se evitaron las flores de temporada. Al tratarse de un jardín mediano los árboles son escasos y están plantados en lugares distantes para que se luzcan. Al fondo destaca la torre de una iglesia barroca de aspecto neobizantino.

Ideas para jardines

Viernes, 7 de junio de 2013

Una pequeña cancela de hierro forjado accede a una de las entradas al huerto. Está rodeada de una tupida vegetación entre la que sobresale la hiedra que trepa sobre el muro, junto a un seto realizado con verónicas de flor azulada.

Arco de rosales

Sábado, 1 de junio de 2013

Un arco de rosales enmarca uno de los pasos a la parte más recóndita y resguardada del jardín, el huerto que custodia la iglesia. Se trata de un espacio muy singular, dotado de un cierto romanticismo. Rodeado por un seto de verónicas azules, está recorrido por caminos de ladrillo viejo, y los macizos de las distintas plantaciones se enmarcan con setos de boj tallado. Dividido en cuatro zonas, el centro lo corona una copa de piedra que en su día sirvió para contener el agua bendita en una capilla románica.

Decoracion de fuente en un jardin

Jueves, 30 de mayo de 2013

Detalle de la fuente, procedente también de Carolina Wiggin, que preside el estanque. Representa a Aretusa, una diosa griega que, según la mitología, fue convertida por Artemis en fuente y por Alfeo en río. Sobre el agua flotan los nenúfares que, en el verano, tapizan todo el estanque con la delicada flor de loto (Nymphaea lotus).

Estanque con flores de papiros y nenufares

Viernes, 24 de mayo de 2013

En lo que fue el antiguo pomeral, en la parte alta del jardín, se aprovechó un castro o zona rocosa para crear un estanque rodeado de papiros (Cyperus papyrus). A su lado flotan los nenúfares. Adquirido en el estudio de la paisajista Carolina Wiggin, una reproducción de uno de los relojes de sol que puso de moda Napoleón para marcar la hora del meridiano de Burdeos destaca entre la vegetación.

Estanque para jardin

Lunes, 6 de mayo de 2013

Otra vista en la que resaltan distintas verónicas, arces chinos, tilos, abedules traídos de Noruega y dos estanques gemelos en los que crecen los papiros y flotan las hojas de loto. Dos peldaños de piedra los separan, acentuando el cambio de nivel hacia la zona más alta.

Jardin estilo siglo XIX

Jueves, 2 de mayo de 2013

Vista de este jardín realizado en base a un proyecto original de mediados del siglo XIX. Se crearon zonas que se enlazan como eslabones, cada una con su propia intimidad y características. En la pradera abundan los arbustos y se evitaron las flores de temporada. Al tratarse de un jardín mediano los árboles son escasos y están plantados en lugares distantes para que se luzcan. Al fondo destaca la torre de una iglesia barroca de aspecto neobizantino.