Archivo de la categoría ‘Jardineria’

Tipos de jardines laberintos

Lunes, 15 de julio de 2013

Tipos:
La formas -circulares, ovoides, espirales, cuadradas, rectangulares, octogonales, dodecagonales, trapezoidales o completamente irregulares- y el tamaño de los laberintos no tienen límites. El trazado puede materializarse de muy distintas maneras:
Setos altos.
Con árboles como el arce, carpe, tejo o ciprés, pueden conseguirse barreras vegetales de una altura superior a dos metros.
Setos bajos.
Permiten ver por encima del hombro lo que hay más allá y a otros visitantes perdidos en el enredado trazado, que puede delimitarse con arbustos como el aligustre, el boj o el mirto.
Pradera.
La forma global del diseño es más fácil de apreciar en este tipo de laberintos. Se puede acentuar el trazado diferenciando el recorrido con gravilla, pequeñas elevaciones del terreno o hundimientos en forma de fosos.
Agua.
El agua es un elemento que fluye y siempre encuentra la salida, antes o después. Puede servir de vehículo para que la persona se mueva por el laberinto.
Pavimento.
Los dédalos dibujados en el suelo o en las paredes jugando con distintos tipos de pavimento fueron muy frecuentes en la época romana en forma de mosaicos y aludían constantemente a la mitología clásica.

Historia de los jardines laberintos

Miércoles, 10 de julio de 2013

Misterio, desde el propio origen etimológico de la palabra, y pasión. Más tarde o más temprano, las distintas culturas y civilizaciones de los cinco continentes han caído fascinadas ante el mismo enigma. Quizá porque aparece grabado físicamente en el hombre, en sus huellas digitales, en la estructura del oído, en las circunvoluciones del cerebro y también en lo más profundo de su memoria, ya que refleja de una forma gráfica su recorrido por la vida y su concepto del universo.
Historia:
Los laberintos se han representado desde hace más 4.000 años grabados sobre piedras, en petro-glifos, que llegaron a Galicia a través de los celtas. También se han plasmado en todo tipo de superficies -paredes, techos o suelos-, en monedas y desde los sitios más remotos en cuevas escondidas hasta importantes lugares de encuentro, como la catedral de Chartres (Francia).
Mitología clásica:
El laberinto de Creta es uno de los más conocidos popularmente. Todo surgió por un regalo que Poseldón, dios del mar, hizo a Minos, rey de Creta: un excepcional toro para ofrecer en sacrificio. Minos, sin embargo, renunció a matarlo, admirado por su belleza. Poseidón, enfurecido, hizo que la esposa de Minos, Pasifae. se enamorase de aquel animal y como fruto de su relación dio a luz una bestia con cuerpo humano y cabeza de toro, el Minotauro. Minos encargó al mejor arquitecto ateniense, Dédalo, la construcción de un palacio en Cnosos para ocultar a la bestia, con un trazado tan complicado que no pudiera salir de él. El propio arquitecto y genial inventor tuvo que salir de allí ayudado por unas alas junto con su hijo ícaro, que correría fatal suerte una de las partidas de muchacrcs que se le ofrecían periodicamente al monstruo estaba Teseo. de quien se enamoró Ariadna. hija ye rey cretense. El héroe griego prometió casarse con ella si le facilitaba la salida del laberinto. El hilo de un ovillo sirvió de unión entre ambos, después de que Tesec consiguiera acabar con el Minotauro.

Jardines laberinto

Lunes, 8 de julio de 2013

Los laberintos pueden construirse de muchas formas, como este, realizado con piedras en Suecia.
También pueden trazarse con simples ondulaciones del terreno plantado con césped y separado por senderos de arena, como este de Saffron Walden, en el sur de Inglaterra.
Este laberinto está surcado por un profundo foso hundido en el terreno, entre el cual crece la pradera.
En la antigua Roma se emplearon los mosaicos para representar en ellos los laberintos. En el que reproduce el dibujo aparece narrada la historia de Teseo y el Minotauro.
Los pequeños laberintos, como este en el que interviene el agua, sólo pueden ser recorridos visualmente con la mirada.

Laberintos de jardines

Jueves, 27 de junio de 2013

En algunos laberintos existen puentes en medio para facilitar el recorrido, situarse e ir observando el trazado desde una posición elevada. El mayor dédalo del mundo (125 x 58 m) es el de Longleat House (Inglaterra), plantado en 1978 con un diseño irregular del paisajista Russel Page. Se extiende en una superficie de 7.250 m2.

Jardines con laberintos

Sábado, 22 de junio de 2013

Los laberintos con muros vegetales son los más empleados en los jardines. Cuando los setos son altos, la sensación de desorientación y miedo es mayor que si son bajos. En estos últimos se puede disfrutar del recorrido con un sentido más lúdico y divertido.

Plantar bulbos para que florezcan en primavera

Viernes, 14 de junio de 2013

La agenda de la semana:
Estás a tiempo de plantar bulbos para que florezcan en primavera. Como por ejemplo, tulipanes, jacintos, narcisos, crocus y muscaris. Pero si quieres que florezcan antes de tiempo, incluso en Navidad, te proponemos la técnica del forzado.
Para ello necesitas un poco de tierra o agua y una jardinera o maceta. Los jacintos pueden forzarse en una jacintera con agua, pero sin que ésta toque el bulbo.
Llena un tiesto o jardinera con un sustrato de turba hasta su mitad. Coloca el bulbo de pie.
Rellena el recipiente, justo hasta el ápice (extemo superior), con un material poroso.
Coloca los bulbos en un lugar fresco y oscuro de la casa, o entiérralos en el jardín.
Tras un mes y medio, coloca la planta en su lugar definitivo. En siete o 10 días florecerán.

Paisajismo de jardines

Martes, 11 de junio de 2013

En una zona del norte azotada por el viento, bañada por la lluvia y el sol, se encuentra este elegante jardín fiel reflejo del gusto y la sensibilidad de su alma mater y propietaria, que armoniza imaginación y cuidados con el respeto por los ciclos de la naturaleza. En su día fue el marco de una casa construida a mediados del siglo XIX que se adaptó a los gustos y necesidades de la época. Dividido en tres niveles, el más cercano a la casa estaba concebido para macizos; la parte alta era un pomeral que abastecía de manzanas para sidra; y la zona más baja y escondida la ocupaba un resguardo al huerto de verduras. Cuatos años se tardaron en desbozarlo y conseguir vislumbrar este antiguo proyecto. Hace doce años después, el jardin, aún adolescente, refleja la paciencia y la dedica ción de sus propietarios. Sus zonas, enlazadas соn eslabones, tienen identidad propia. Un cenador de hierro cubierto de glicinias, un huerto y varios estanques que alimentan papiros у cetos son los protagonistas pero todo respira un cierto romanticismo, desde la ornamentación a los caminos de ladrillo viejo o los macizos de boj recortado.

Hortensia de hojas de roble en el jardin

Jueves, 16 de mayo de 2013

Detalle de una hortensia de hojas de roble, Hydrangea quercifolia. Se caracteriza por sus hojas con varios lóbulos y sus flores aéreas que a mediados de verano adquieren un blanco amarillento y cambian de color en otoño,

Cuidado de las plantas en otoño

Sábado, 11 de mayo de 2013

Cuidados de otoño:
Estamos en una estación de intensa actividad en jardines, terrazas e interiores. El momento adecuado para preparar tus plantas de cara a la llegada del invierno.

Sólo mencionar la posibilidad de cultivar crisantemos en casa produce cierto reparo. Sobre todo en personas supersticiosas. Y es que, en nuestra cultura, se ha etiquetado al crisantemo (Chrysanthe mum, en su denominación botánica)  con  tintes funerarios. Sin embargo, no se trata en absoluto de una planta triste. En Japón se la conoce como gi-ku y representa un símbolo de la vida en todo el continente asiático. El crisantemo, que significa flor de oro, es una preciosa planta capaz de florecer en cualquier época del año. Para muchos interio-ristas representa una gran ayuda en la decoración por su gran variedad de clases. Y quizá no todo el. mundo sepa que guarda dos secretos: florece cuando disminuye la luz diurna -es planta de día corto-, y asimila a la perfección los inhibidores de crecimiento. Por ambas razones se convierte en una planta idónea para interiores, ya que se le puede dosificar la luz durante todo el año para modificar su crecimiento y, de esta manera, formar un pequeño conjunto cuajado de flores en casa. El crisantemo hay que colocarlo en un lugar sin calefacción, a una temperatura media, que oscile entre 16 y 18° C. Requiere buena luz, no es exigente con la humedad, más bien la teme, y no le gusta que mojen sus flores. Una joya que merece la pena cultivar.

La importancia del jardin

Lunes, 29 de abril de 2013

Pocas veces alguien proclama la importancia de su jardín por encima de la de la casa. Es el caso de éste, situado en la urbanización gaditana de Sotogrande, de 8.000 mts, donde la creatividad de su propietaria y la perfecta disposición de árboles, arbustos y flores componen una apuesta estética cargada de magia. Sobre un terreno amablemente inclinado se suceden los parterres y caminos entre especies de plantas cuidadosamente seleccionadas. Criterios como la alternancia de las floraciones en las diferentes estaciones y la combinación de hojas de distintos tonos de
verdes y grises, así como el juego de alturas, determinan este lugar lleno sensibilidad y encanto. Se pueden delimitar varios sectores como el jardín de arriba, el del medio y el de abajo, y rincones como el de la tertulia a la sombra de las palmeras, la pérgola o el huerto de los naranjos; sin embargo, no existen verdaderas líneas divisorias y todo convive aquí de forma pacífica. Sí se advierte una predilección por los tonos azules de Echium, agapantos, lilas, glicinias y Solanum, y por los aromas de la santolina, el romero y el geranio de olor a limón, que abren plenamente los sentidos.