Archivo de la categoría ‘Las Ranunculáceas’

Especes de ranunculaceas

Domingo, 19 de abril de 2009

A. automnale, con flores colgantes de color azul pálido tirando a lila; A. Variegetum o “Acónito bicolor”, con flores azules matizadas de blanco;
A. Septentrionale, originaria de Rusia, con flores dispuestas en racimos de un color lila vinoso; la altura de la planta no suele pasar los 80 cm.;
A. Napelhis albiflorum, similar al Anapelo Azul perc con flores de color blanco.
El Acónito prefiere tierras frescas y livianas y una exposición de media sombra; se emplea como adorno de canteros, macizos o como planta aislada, como así también para jardines rocosos y ornamentación de floreros. Su multiplicación se hace por semillas o por división de matas. La semilla, que es algo tardía en germinar, se siembra en almacigos durante la primavera y en los meses de marzo y abril; el trasplante se efectúa cuando las plantitas estén bien arraigadas.
La multiplicación por división de matas se lleva a cabo durante el otoño.
Es preciso aclarar aquí que todas las variedades de Acónito poseen propiedades tóxicas debido a un principio químico llamado “aíonitina”, siendo por ello conveniente ponerlas fuera del alcance de los niños.

El Acónito

Sábado, 18 de abril de 2009

Planta vivaz, perteneciente a la familia de las Ranunculáceas, con hojas verdes de regular tamaño y flores curiosas de color azul violáceo que aparecen en los meses de octubre, noviembre y diciembre. Se la conoce a veces con el nombre de “Caperuza de monje” (Monk’s Hood) debido a la forma de su flor. Las especies más cultivadas son las seis siguientes: Aconitum Japonicum o “Del Japón”, con flores grandes de color azul lila, tallo derecho, hojas algo carnosas con divisiones profundas; A. Napellus o “Anapelo Azul”, planta que alcanza hasta 1,20 m. de altura, muy decorativa, con flores de color azul violáceo que aparecen en grandes racimos apretados, muy apropiadas para la formación de ramos y también para cultivar en platabandas y rocallas.