Archivo de la categoría ‘Plagas en Jardineria’

Ratas y animales útiles para Jardines

Martes, 31 de marzo de 2009

Ratas, ratones, etc.—Se combatirán con tramperas o cebos tóxicos preparados con estricnina, arsénico o carbonato de bario. También pueden emplearse las fumigaciones con gases letales dentro de las madrigueras.

Animales útiles en el jardín.—Existen muchos animales que prestan grandes servicios al hombre al colaborar en la lucha contra los parásitos y las plagas. Así por ejemplo nombraremos:
– A excepción del loro, la cotorra, la avutarda, los gorriones y los rapaces diurnos, estos últimos enemigos indirectos, pueden considerarse como benéficos a todos los pájaros insectívoros que habitan en nuestro medio. Además son casi todos ellos, juntamente con otras aves de mayor porte, pueden constituir un efecto más de alegría y* de decoración en los jardines. El ejemplo más palpable lo tenemos en los pájaros cantores como el zorzal, benteveo, churrinche, etc. y en las aves decorativas como las garzas, los teros, los chajaes, etc.
– Entre los animales insectívoros de primer orden deben tenerse presente a los sapos y los escuerzos, los murciélagos, los lagartos y las lagartijas. En muchas oportunidades se ha logrado domesticar muy bien a osos hormigueros para que presten sus servicios como eliminadores de hormigas.

Las hormigas en nuestros Jardines

Lunes, 30 de marzo de 2009

Por ser en extremo conocidas haremos una sinopsis de los métodos de combate, referidos especialmente a una de las especies más dañinas a la agricultura: la “Hormiga negra“.
Pueden nombrarse entre ellos:
l9) Localización de los hormigueros y destrucción de los mismos mediante gases o líquidos letales. Las substancias fumigadoras qu^ se usan casi siempre son a base de azufre y arsénico (por ej.: azufre, 8 partes; arsénico en polvo, 2 partes). Se mezclan ambos componentes y se queman en la hornalla del aparato fumigador.
Entre los líquidos letales de uso corriente se encuentra el sulfuro de carbono. Se procede de la siguiente manera: se taponan las bocas secundarias del hormiguero y por la boca principal se vierte una cantidad conveniente de agua; se espera unos minutos y se repite la operación empleando ahora el sulfuro de carbono. Se da por terminado el trabajo sacando el embudo y taponando con barro la boca del hormiguero. Término medio se usan unos 10 litros de agua y 1 1/2 litros de sulfuro de carbono por hormiguero.

Las chinches como plaga en Jardineria

Domingo, 29 de marzo de 2009

Chinches.—Las más comunes son la “Chinche Verde“, “Alquiches”, “Chinche Roja“, etc. Son especies polígamas que en ciertas oportunidades pueden causar daños de importancia al succionar con sus trompas los jugos vitales de los vegetales.
Se combaten de diferentes maneras, nombrando entre las mejores a las siguientes: l9) Quemar a la hojarasca y toda basura que pueda servir de refugio a los parásitos; 2?) pulve rizar las plantas con insecticidas adecuados, preferentemente antes de que los insectos se transformen en individuos adultos. La fórmula 5 (pág. 173) o los espolvoreos con D.D.T., Gamexane, etc. dan excelentes resultados; 3″?) Siempre que sea posible se hará una recolección manual de los insectos y se los destruirá; un momento adecuado para realizar esta operación es durante las primeras horas de la mañana, vale decir, cuando aún los parásitos se hallan aletargados por el frío.

Las Orugas como plaga en la Jardineria

Viernes, 27 de marzo de 2009

Orugas.—Se llaman así a las larvas de mariposas diurnas (Pinpintos, isocas, etc.) o nocturnas (nochielas). Estas últimas por lo general son las más temibles. Las orugas se alimentan de yemas, hojas, tallos tiernos y, por lo común, de todos los órganos aéreos de las plantas. Poseen aparato bucal masticador y esa característica hace que las plantas atacadas presenten perforaciones en las hojas, y sus tallos roídos. Cuando los ataques son intensos los vegetales se debilitan y mueren.
Los sistemas empleados para dominar este tipo de plaga se basan en las pulverizaciones con insecticidas arsenicales, tal como la fórmula  6 que se indicó en el Capítulo anterior.
Existen algunas orugas que se desarrollan dentro de los botones florales y que se alimentan de ellos. Si los ataques no son tan graves como para provocar su aborto, la floración será defectuosa y deformada. Para controlar a esta plaga será preciso inspeccionar minuciosamente a las plantas y librarlas de los parásitos. Cuando este procedimiento se haga muy engorroso, pueden ensayarse los espolvoreos de los botones florales con insecticida a base de D.D.T., Gamexane, etc.

Combatiendo los parasitos en la Jardineria

Jueves, 26 de marzo de 2009

Los métodos de lucha contra estos parásitos no siempre son sencillos. Si se trata de plantas finas que deben ser salvadas cueste lo que cueste, no queda más remedio que desenterrarlas, eliminar uno por uno los parásitos y proceder a su trasplante en una tierra nueva o en macetas. La operación exige cuidados en lo que respecta al manipuleo de las raíces, pues si no se procede con el tino necesario podría resultar peor el remedio que la enfermedad.
Si se tiene absoluta certeza que una zona del jardín se halla invadida por el parásito, sería muy conveniente proceder a la desinfección del suelo con sulfuro de carbono, en dosis aproximadas de 250 gramos por metro cuadrado aplicadas con el palo inyector de Vermorel a unos 30 centímetros de profundidad (unas 6 inyecciones por metro cuadrado).
Cuando el gusano blanco llega a su estado adulto se convierte en un cascarudo del tipo que llamamos vulgarmente ‘Vieja”, ‘Torito”, “Bicho Candado”, etc.