Archivo de la categoría ‘Tipos de Ramos de Flores’

Ramo japonés

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo japonés:
Desde hace varios años, los ramos japoneses son muy apreciados en Europa. A continuación se dan algunas noticias que no es posible ignorar.
Los japoneses no se conforman con colocar las flores dentro de un jarrón. El Ikebana (palabra que se podría traducir por «flores vivientes», o mejor «aoto de llevar las flores a la vida», o también «arreglo floral») se enseña en unas escuelas muy frecuentadas.
Desde la infancia, la niña es instruida en el arte de las flores, al igual como el niño.
Esto forma parte de la educación y todo el mundo maneja las flores con delicadeza y respeto.
Una de las reglas que se enseñan es la de que no hay nada perfectamente simétrico en la naturaleza. Asimismo el ramo japonés, formado con pocos elementos (flores y ramas) desprovistos de brotes y hojas superfluas, se presenta en tres alturas, en forma de triángulo.
Para obtener estos arreglos florales, el clava-flores es indispensable si se elige una copa. Jamás se coloca en el centro y se disimulará con guijarros, conchas, musgo, hojas, etc.
Se utiliza una sola flor grande, o grupos de pequeñas flores discretamente atadas, y ramas cortadas oblicuamente a fin de poderlas Introducir fácilmente en el clavaflores.
La primera rama (que representa el cielo) se coloca en el centro, ligeramente inclinada hacia la derecha o la izquierda.
La segunda rama (el hombre) debe colocarse junto a la primera y un poco más inclinada.

Ramo de Orilla del Mar

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo de orilla del mar:
La flora de la orilla del mar es muy singular y permite realizaciones florales quizás un poco severas pero muy originales.
Se puede adornar una copa con conchas y guijarros y presentar plumbagíneas (belesas) que conservan sus hojas verdes en invierno, con hinojo y llantén, por ejemplo. Este ramo durará mucho tiempo.
Asimismo se pueden utilizar las «maderas flotantes» que se encuentran en la arena durante la bajamar, y trozos de corcho. Mezclados con flores frescas, el conjunto tiene mucho encanto. Se pueden emplear algas y ovas, pero habrá que tener la precaución de que estos elementos estén bien desecados.
Los lindos clavelitos de la arena compondrán ramos perfumados.

Y no olvidemos las ramas de los pinos marítimos, tamariscos, etc.

Ramos secos

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramos secos:
En la floristería o en las tiendas pueden verse magníficos ramos de este tipo.
Los vuestros serán también bonitos si la conservación de las flores es perfecta

No es necesario disponer de muy numerosos elementos florales secos. Incluso con unas pocas plantas de reserva es posible obtener combinaciones audaces y originales.
Por ejemplo, unas mazorcas de maíz con unos amentos colocados en altura dentro de un jarrón, o bien un puñado de gramíneas silvestres mezcladas con espigas de trigo dentro de un jarrito rústico,
o también una mezcla de ramas de coniferas, ramajes secos y velas coloradas para resaltar el conjunto [no pretender encender las velas pues todo se inflamaría),
o bien la utilización de todas las demás reservas confiando en el azar.
Podemos comprobar pues que al que quiera componer un ramo seco se le ofrecen multitud de combinaciones, tanto más si se quiere añadir al ramo unas flores imaginarias  que darán fantasía, volumen y color al conjunto.

Ramos de Remajes

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramos de ramajes:
Cuando las flores andan escasas o simplemente cuando las ramas son bonitas, los ramos de ramajes son muy decorativos en el piso.
He aquí algunos:
— Una rama de eucaliptus.
— Una simple rama de castaño con brotes, con un pie de junquillos en el musgo, una rama muerta y unas camelias.
— Algunas ramas de tamarisco (el árbol favorito de Cleopatra) con unas margaritas.
— Una rama de mimosa.
— Una rama de árbol de Judea.
— Algunas ramas de coniferas (elegirlas de tres clases, distintas formas y colores).
Incluso si no se dispone más que de hojas es posible componer ramos muy graciosos.
En otoño, los coloridos son especialmente cálidos y variados. Del dorado al verde y al rojo, pasando por todos los pardos.

Ramos de flores y jardines Navideños

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramos para decorar:
En Navidad se pueden mezclar velas con la decoración floral.
Sin duda en la cocina encontraremos un molde para pastel. Se obtiene una muy bonita decoración clavando pequeñas flores en este molde adornado con musgo. Para ello, cortar los tallos casi al ras.
Si no se dispone de molde, se pueden comprar salserillas especiales de vidrio, semi acopadas, para decorar el centro de una mesa.
UNA FLOR PARA CADA INVITADO:
Disimular un tubito de medicamento dentro de arcilla (o de yeso para modelar) colocado encima de un cartón fuerte o en un platillo.

Cada tubo, provisto de agua, conservará fresca la flor individual que cada invitado se pondrá en el ojal al abandonar la mesa.
El nombre del invitado y la minuta se fijarán en la arcilla por medio de un clip sujeta-papeles.

El Ramo Romantico

Lunes, 8 de diciembre de 2008

EL RAMO ROMÁNTICO:
Ha vuelto a estar de moda:
En las comitivas nupciales puede verse, graciosamente lleno de cintas, en las manos de la desposada y de las damas de honor.
En los cumpleaños y nacimientos puede adornarse con velas.
En un jarrón de opalina lisa (existen imitaciones en vidrio opaco muy baratas) bastante rechoncho de forma, colocado en la esquina de una cómoda después de la ceremonia tiene una gracia un tanto desusada.

Ramos de ceremonia

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramos de ceremonia:

Regalar un ramo para tal o cual ocasión, fiesta o ceremonia, que constituya una etapa en la vida, es una bonita costumbre.
Ciertamente resulta más fácil dirigirse a la floristería. Pero, ¿por qué no intentar componer personalmente un ramo que llevará a la persona a la cual se regala el testimonio de un esfuerzo muy personal? Y si con ello pierde un poco de presentación (¡habrá que verlo!) representará en cambio un verdadero gesto de amistad.

Ramo de frutos, hortalizas y otros

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo de frutos, hortalizas, etc:

La decoración floral puede apelar a los más diversos frutos y hortalizas. Será esta una forma original de informar a los invitados sobre la minuta (hortalizas) y de presentar el postre (frutos) He aquí un divertido arreglo, adecuado para Pascua. Los huevos, dejados en su color natural o pintados, se presentan en una cesta, encima de paja que oculta unos pequeños recipientes (tipo envase para yogur) conteniendo uno de ellos una rama de forsythia y el otro unas primaveras o unas violetas.

Ramo de flores de tallos muy largos

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo de flores de tallos muy largos:
Los gladiolos, ciertas rosas, los aros, las azucenas o las lilas, flores de largos tallos, gozan del favor de los entendidos. Con frecuencia se ofrecen en haz a la persona que se visita. Estas bellas flores, muy decorativas, exigen jarrones de largo cuello y muy estables. Se conservará la disposición del haz en el jarrón.

Ramo de un solo color, tono sobre tono

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo de un solo color, tono sobre tono:

Las flores azules son bastante raras en la naturaleza. La delicadeza del miosotis se hará todavía más sensible si de un puñado de estas florecillas se escapan de vez en cuando algunos acia nos silvestres.
Mejor todavía, una mezcla de miosotis y de cabellera de Venus formará un conjunto de una perfecta ligereza en un jarrón blanco o en una copa de color delicado.
Es un refinamiento de buen gusto mezclar dos o tres flores del mismo color. De esta forma se puede jugar con toda la gama de un mismo color y matizar hasta el infinito.
Un ramo totalmente blanco estará lejos de resultar soso. Existen muchas clases de «blanco» en las flores, las cuales tienen cada una su tono y su carnación.
Componer un ramo blanco, con un ramaje ligero y casi «vaporoso», preferiblemente en un jarrón de opalina, por ejemplo, que aumentará la pureza del conjunto.
Tanto en un recipiente de gres de color pardo como en un jarrón blanco, un conjunto de dalias leonadas, de margaritas amarillas y de crisantemos dorados dará luz a una habitación de mobiliario rústico.