Entradas con la etiqueta ‘consejos para flores’

Consejos para hacer durar las flores

Viernes, 5 de diciembre de 2008

Seguidamente se dan algunos consejos prácticos para conservar durante más tiempo las flores.
En primer lugar, recordar las antiguas «recetas» que sin embargo no han perdido eficacia. Así, según las costumbres de las distintas regiones, se aconseja poner dentro del agua limpia del jarrón:
— un trozo de carbón vegetal,
— algunas gotas de lejía,
— algunos granos de sal,
— un terrón de azúcar,
— un trocito de jabón,
— uno o dos cubitos de hielo,
— una tableta de Aspirina,
— un trozo de alcanfor,
— algunas gotas de vinagre (sobre todo para las anémonas).

Resulta divertido ensayar o hacer ensayar por niños estos distintos procedimientos y compararlos entre sí. Así podremos descubrir que tal o cual es especialmente eficaz para tal o cual especie de flor.
Pero si se desean procedimientos más modernos, diremos que en las floristerías existen productos especializados que prestan grandes servicios.
Hemos visto antes que las flores se reaniman cuando se las coloca en un recipiente con agua fresca (algunas prefieren agua tibia, como por ejemplo los claveles que han viajado).
A veces basta con pulverizarlas (en el mercado se encuentran tapones que se adaptan a cualquier botella, o pulverizadores especiales).

Consejos para las Flores Recolectadas

Viernes, 5 de diciembre de 2008

Recolectadas, compradas o recibidas, las flores, cuando entran en la casa, deben ser cuidadas. Es necesario ocuparse de ellas, hacerlas durar el mayor tiempo posible.
Por el momento no nos ocuparemos de su presentación. Más adelante veremos cómo ofrecerlas y cómo arreglarlas en un jarrón.
FLORES RECOLECTADAS:
No está prohibido recolectar flores en la naturaleza, en donde crecen libremente, pero en ningún caso hay que destruir los cultivos, convertir en estéril el paraje en donde crecen o dañar los árboles y demás plantas. Para recolectar hay que seguir un procedimiento.
Si a todo lo largo del camino, en la campiña o en el bosque, habéis recolectado flores sin precauciones, seréis los primeros decepcionados ya que, al llegar a casa, se habrán marchitado.
Lo primero que hay que hacer para reanimarlas es sumergirlas totalmente si es necesario, flores, hojas y tallos incluidos, en el agua de un gran recipiente. Cuando las plantas se enderezan se podrá entonces confeccionar el ramo.