Entradas con la etiqueta ‘diseños de jardines’

Consejos de jardineria

Lunes, 14 de noviembre de 2011

Tutores para plantas
En los arriates y macizos, se aplican tutores a las plantas que no pueden soportar el peso de su follaje, como suele ser el caso de la peonía, el áster y el crisantemo, o las que tienen un solo tallo alto, por ejemplo la malva real o malvarrosa. En la primavera, antes de que las plantas se vuelvan demasiado altas y pesadas, se las rodea con estacas de bambú pintadas de verde y hundidas profundamente en tierra; a distintas alturas, se entrelazan y atan trozos de cártamo o de algún cordel resistente; la planta crecerá entre los elementos del soporte y lo irá cubriendo con su follaje.
Otro método de apoyo de aspecto natural es el que se obtiene con ramas bifurcadas de entre 40 y 50 cm de longitud, tal vez provenientes de la poda de los frutales, hecha a principios de la primavera. También en este caso se hunden las ramas en la tierra formando un circulo cuando la planta que se quiere tutelar tiene unos 20 cm de altura: el resultado es una especie de jaula informal que dará protección durante el crecimiento.
Por supuesto, existen apoyos y sistemas de protección ya hechos en los comercios especializados, donde se pueden comprar tutores circulares o eslabonados, hechos con alambre grueso.
Para apuntalar una planta de tallo único, se coloca el tutor a unos 3 cm del tallo, bien hundido en tierra, y se ata la planta a él en dos o tres puntos, dejando espacio para permitir el movimiento. Una alternativa es la de un seto de plantas fuertes no muy altas que pueden dar apoyo a sus vecinas más débiles.

Consejos de jardineria

Martes, 11 de octubre de 2011

Truquillos profesionales
Recursos visuales para crear una ilusión de espacio

Para agrandar visualmente un jardín pequeño, los diseñadores aplican recursos visuales variados. Se valen de la escala de las plantas y de los objetos existentes a lo largo de los ejes que conducen a un punto focal, y reestructuran los espacios del jardín. Si tienes una parcela pequeña o de forma irregular, alguno de los siguientes recursos puede ser adecuado:
• Coloca objetos grandes en la parte delantera y los pequeños a mayor distancia. Por ejemplo, en la parte frontal del patio dispon grandes tiestos, y en la parte posterior sitúa macetas pequeñas en el punto focal. A la vez, las lajas del suelo deben estar dispuestas de mayor a menor hacia el fondo del patio.
• Agrupa las plantas según su tamaño y textura. Las de grandes hojas deben estar más cerca y las de follaje pequeño, atrás. La norma es que cada grupo de plantas situado sobre el eje que lleva a un punto focal tenga hojas de la mitad del tamaño de las del grupo anterior.
• Simula la convergencia de las paralelas en un punto focal estrechando levemente un camino, un prado o un estanque en la parte posterior.
• Coloca elementos verticales repetidos sobre el eje que lleva a un punto focal distanciándolos cada vez menos a medida que se acercan al punto focal.
• Usa un seto, un enrejado o un arriate para ocultar en parte un punto focal.
• Subdivide el jardín y marca transiciones bien definidas entre un espacio y otro.