Entradas con la etiqueta ‘enfermedades de las plantas’

Enfermedades de las plantas

Miércoles, 2 de marzo de 2011

PODREDUMBRE DE LAS PLÁNTULAS
Es producida por un hongo que ataca la base del tallo y la raíz. Hace que el tallo se pudra y encoja a ras del suelo, y las plantas caigan. La regla de oro es usar compost esterilizado, sembrar espaciado y no regar nunca con exceso. A las primeras señales del ataque elimine las plántulas afectadas, mejore la ventilación y traslade el plantel a un lugar más fresco. Espolvoree el suelo con quintozene.

Enfermedades de la plantas

Lunes, 7 de febrero de 2011

Enfermedades y parásitos
Los pulgones suelen atacar en primavera V en verano hay que cuidar la proliferación de ácaros.
También las babosas son atacantes para tener en cuenta. Hay que combatir los primeros con plaguicidas especiales y las segundas con cebos. En cuanto a los hongos, que aparecen si los riegos son excesivos, se trata de moderarlos y de curar las plantas con fun-guicidas especiales para Phltium, Sclerotinia y septorla.

Enfermedades de plantas

Viernes, 17 de diciembre de 2010

Tal como decíamos al principio, la begonia es sensible a enfermedades, especialmente en las primeras etapas de su cultivo, no ocurriendo lo mismo una vez lograda la madurez. Las principales enfermedades que la afectan son: el mal de los almacigos o dumping-off, producido por un complejo de hongos del suelo (en el proceso de cultivo fundamentalmente); el moho gris, producido por Botrytis cinérea; el oídio de la begonia y, por último, la mancha bacteriana producida por Xanthomonas begoniae. Entre los insectos podemos nombrar a los pulgones, las arañuelas, los trips, la mosquita blanca y el pulgón lanígero como los más comunes que afectan a la begonia. En cuanto a la utilización de Begonia x hiemalis en casa, podrán vivir bien en interiores luminosos y no muy calurosos y en zonas del jardín semisombreadas, como plantas de cantero, de borduras e, inclusive, en maceteros.

Enfermedades de plantas

Lunes, 6 de septiembre de 2010

Enfermedades
OJO AL CALOR Y AL FRÍO
• Si las hojas de tus plantas están arrugadas, marchitas o sin color, el frío intenso está haciendo mella en ellas. Los plantones y los ejemplares más jóvenes son muy vulnerables a las bajas temperaturas: protégelos con cubiertas…, o tendrás que replantarlos.
• Similares efectos produce el caso contrario, es decir el golpe de calor, en el follaje. La segunda mitad de la primavera es el momento más peligroso, dada la incidencia de los rayos solares verticales, fuertes e inesperados.
• Las altas temperaturas también traen como consecuencia la proliferación del pulgón. Para prevenir su ataque manten bien hidratadas las plantas y evita mojar o rociar las hojas: el problema se agravaría si se están húmedas.