Entradas con la etiqueta ‘flores de jardin’

Cultivo en Macetas para Jardines

Jueves, 5 de marzo de 2009

Cultivo en macetas. Cualquier planta de jardín puede ser cultivada en macetas siempre que se tengan presentes las normas que se darán a continuación:
1′) Tamaño o capacidad de la maceta con relación a la planta que se plantará en ella;
2) Clase de tierra y cantidad de la misma;
3) Preparación de la maceta;
4) Plantación;
5) Cuidados culturales y mantenimiento de la fertilidad de la tierra;
6) Riegos.
Para determinar el tamaño que ha de tener una maceta deberá conocerse el desarrollo que ha de alcanzar la planta, tanto en la parte aérea como en la radicular. Muchas veces, si se parte del gajo o de la plantita recién arraigada, podría ser conveniente partir del tamaño de maceta más reducido para ir aumentándolo a medida que aumenta el desarrollo de la planta. En tales casos se evitará el desterrone de manera que puede trasladarse la tierra moldeada a la nueva maceta; la cantidad de tierra necesaria rodeará a la anterior y deberá prepararse con el agregado de fertilizantes completos.

Saint Paula y Sansevieria para Jardines

Lunes, 5 de enero de 2009

SAINT PAULIA o violeta de usambara:
Presenta efectivamente cierta semejanza con una violeta (sobre todo por el color), pero también puede ser rosa.
Sus hojas se rompen como el cristal. No obstante, es muy resistente.
Se puede conservar esta hermosa planta svarios años a plena luz, pero no al sol.

SANSEVIERIA:
Sus largas hojas, rígidas y puntiagudas, están jaspeadas o bordeadas de amarillo.
Muy resistente, incluso a la fuerte calefacción central, a condición de regarla poco y con regularidad. Puede durar varios años.

Ramo monocromo, la hermozura de los tulipanes

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo Monocromo:

Tomemos el ejemplo de los tulipanes:
Elegirlos dentro de una misma gama de amarillo o de rojo.
Sus tallos son generalmente cortos y se colocan por sí mismos, a condición de no apretarlos demasiado.
Colocar los más altos y más claros detrás, y si se dispone de los suficientes formar un seto.
Colocarlos en una jardinera o en una sopera, colocando las flores en escalera.
Habrá que prestar atención ya que los tallos son frágiles y se rompen como el cristal. Utilizar un ancho clava-flores, o varios de pequeños, o una tela metálica fina.
Utilizar hojas para ventilar y armonizar el conjunto