Entradas con la etiqueta ‘flores’

Flores orquideas

Martes, 29 de septiembre de 2009

Ninguna descripción puede dar una idea exacta de la infinita variedad de formas y coloridos que presentan las orquídeas.
Unos, las han comparado, con razón, a las mariposas; otros, a los pájaros moscas y a los insectos de colores brillantes. Estas comparaciones son justas y sin embargo insuficientes para dar una idea acertada a la bizarría de formas y del boato estrepitoso de que hacen gala.
La consistencia es a veces tan liviana y ágil como la c: un género fino y transparente. En otras, es tan cerrada y m pesa como una plancha de cera o de porcelana.

Heliotropo

Lunes, 15 de junio de 2009

Planta de la familia de las Borragináceas, perenne pero generalmente cultivada en macetas y como anual en nuestros jardines, llegando así a adquirir un porte máximo de unos 80 centímetros; en países cálidos o en invernáculos donde se le prodigue atenciones cuidadosas, es vivaz y llega hasta los dos metros de altura.
Sus hermosas y pequeñas flores dispuestas en ramilletes, son de un color azul más o menos claro, lila o blanco, y exhalan un aroma delicado y suave proporcionado por una esencia muy apreciada en perfumería para hacer extractos y lociones.

Gypsophila pciniculata

Domingo, 14 de junio de 2009

Las variedades cultivadas en los jardines derivan principalmente de las siguientes especies:
Gypsophila pciniculata, perenne, de un metro de alto, talíos fuertes, flores pequeñas, muy numerosas, simples o dobles, de color blanco y larga duración.
Gypsophila repens, perenne, de porte bajo ya que rara vez pasa de 20 centímetros, especial para rocallas y borduras, con flores de color blanco o rosadas, según la variedad.
También deben ser nombradas la Gypsophila cerastioides, casi idéntica a la paniculata pero con inflorescencias de menor tamaño, y la Gypsophila Mangini, con flores rosadas.
La multiplicación se hace por semilla y la siembra, en la primavera en almacigos, para trasplantar en otoño.
Cuando la estación ha pasado pueden sembrarse de asiento y hay jardineros que hacen la plantación durante todo el año, excepto en los meses más calurosos.
Prospera bien en todos los terrenos y su cultivo no requiere mayores cuidados.

Aspérula

Martes, 5 de mayo de 2009

Planta de la familia de las Rubiáceas, de unos 10 a 30 cm. de altura, indicada para sembrar en rocallas y a la mediasombra. Las dos variedades más conocidas son las siguientes: Aspérula odorata, vivaz, de flores blancas muy fragantes que en algunos países se emplean para aromatizar ciertos vinos; Aspé-rula Azurea, anual, con flores de coloi azul poco perfumadas y reunidas en ramillete; la planta es de talla un
poco mayor que la anterior. En general las aspérulas prosperan bien en cualquier suelo, pero prefieren las exposiciones poco soleadas y frescas. Son adecuadas para colocar debajo de árboles, para formar rocallas y también para integrar borduras.
La siembra se hace en almacigos desde el principio del otoño hasta principios del invierno; el trasplante se efectuará unos seis meses después y la floración se producirá en la primavera.
La siembra también podría llevarse a cabo desde principios del verano, pero en tal caso habría que elegir lugares muy frescos y protegidos.
El cultivo no es trabajoso, aunque conviene mantener la tierra removida y libre de yuyos y fertilizarla cada tanto tiempo cuando se trata de la variedad perenne.

Las Glicinas en la Jardineria

Miércoles, 25 de febrero de 2009

Glicinas.—Al género Wistaria (familia de las Leguminosas) pertenecen varias especies introducidas en jardinería y cultivadas como enredaderas. Pero sin duda la que ha tenido mayor aceptación por sus cualidades sobresalientes, es la Wistaria chinensis, que posiblemente sea la enredadera más frondosa y vigorosa entre todas las que se cultivan en nuestros jardines. Es muy rústica y vigorosa, tanto que difícilmente puede ser asociada a otra especie porque acaba por ahogarla; su follaje es caduco y su ramaje se hace tan extremadamente tupido que cubre totalmente el soporte o la pérgola que se le ha destinado. Florece a principios de la primavera, presentando sus flores dispuestas en largos racimos exquisitamente perfumados; a veces durante el verano reflorece en forma mucho más discreta. Existen variedades con flores de color blanco o azul pálido; en el tipo el color de la flor es azul violáceo.

Una platabanda en Jardineria

Sábado, 14 de febrero de 2009

Hemos visto que una platabanda se separa del camino mediante un primer grupo de plantas de bajo porte, de características variables según el efecto que se pretenda lograr: estas plantas constituyen lo que se llama “borde” o “bordura”.
A fin de realizar un estudio más metódico, los bordes vegetales podrían clasificarse dentro de los siguientes grupos: 1), recortados; 2), de crecimiento libre; 3), bordes húmedos; y 4), bordes de rocalla.
Se denominan bordes recortados a aquellos que se trabajan mediante la tijera de poda. De acuerdo a su altura pueden clasificarse en: altos, medianos y bajos. Los bordes altos pueden alcanzar a veces alturas mayores de un metro y se utilizan para separar espacios, bordear caminos o jardines pequeños, etc. Las especies más recomendadas para este fin son los Ligustros y las Ligustrinas

Como Sembrar en la Jardineria

Lunes, 12 de enero de 2009

SEMBRAR:
Saquitos de semillas con incitadores dibujos permitirán ensayar distintas siembras.
Asimismo se pueden hacer crecer lentejas, soja (cuyos brotes germinados son comestibles), judías (las judías de España producen bonitas flores en los balcones), correhuelas, etc.
Se pueden obtener muy pequeños rosales recolectando las bayas de un rojo anaranjado que suceden a las rosas marchitas. Conservarlas en arena seca, en un sitio templado, y después abrirlas en mayo y sembrar las minúsculas semillas sin enterrarlas demasiado.
Hay que regar muy suavemente los sembrados por medio del pulverizador (o del tapón pulverizador).
En su defecto, se puede utilizar una regadera con la roseta muy finamente agujereada.
Lo más práctico es regar bien la tierra antes de colocar en ella las semillas.

La ultima violeta

Viernes, 26 de diciembre de 2008

LA ULTIMA VIOLETA
Era la última violeta de abril. Todas sus hermanas habían muerto, pues la temporada de las violetas había pasado, pero ella permanecía siempre lozana y perfumada al pie de la vieja empalizada, y vio, asustada, cómo las elegantes flores de mayo la rodeaban.
— ¡Vaya! Todavía una violeta y muy bien conservada a pesar de su edad — exclamó la verónica de dulce mirada—. Díme enseguida la fórmula para conseguirlo, querida…
— ¿Cómo haces para conservar este color? —preguntó, muy pálida, la frágil anémona.
— ¡Nadie diría que has nacido en abril! —comentó la ficaria recubierta de oro, con voz aguda—. ¿Es porque permaneces en la sombra?
Y así por el estilo todas las demás, con curiosidad y envidia.
Pero Violeta era tan tímida que no sabía qué contestar. Acosada a preguntas, bajó la cabeza y se ocultó debajo de una hoja.
— ¡Dejadla en paz! —gritó entonces la sencilla margarita, su amiga —. No le gusta que se ocupen de ello. En esto estriba todo su secreto.
En este momento llegó Cathy que hacía un gran ramo de mayo. Recolectó a todas las coquetas y charlatanas, pero respetó a la margarita (realmente hay demasiadas) y no vio a la violeta, la última violeta de abril, que vosotros podréis admirar durante todo el año, si abrís bien los ojos (e incluso si los cerráis), en un rincón de la vieja empalizada, muy escondida.

La Florecilla que tenia Sed

Viernes, 26 de diciembre de 2008

LA FLORECILLA OUE TENIA SED

Un pobre «coolie» trepaba por un sendero de montaña, muy encorvado bajo una pesada carga. Y hete ahí que descubrió entre dos gruesas piedras ardientes, una florecilla que se moría de sed. Entonces, a pesar de la carga, se arrodilló y echó las últimas gotas de té que contenía su calabaza encima de la florecilla, a fin de que pudiera vivir hasta la noche.
Después prosiguió su camino.

Odilon Redon

Lunes, 8 de diciembre de 2008

ODILON REDON:
El pintor tuvo una gran idea al reunir en esta forma a tres pequeños ramos colocados en unos ja-rritos. Con ello consiguió un maravilloso conjunto.
Podemos distinguir, entre otros, unos cardos azules, endrinas, pensamientos, caléndulas, polemonios dalias, brezos, borraja azul y verbena.
También en este ramo están mezcladas las flores silvestres y las de jardín.