Entradas con la etiqueta ‘Gypsophila repens’

Gypsophila pciniculata

Domingo, 14 de junio de 2009

Las variedades cultivadas en los jardines derivan principalmente de las siguientes especies:
Gypsophila pciniculata, perenne, de un metro de alto, talíos fuertes, flores pequeñas, muy numerosas, simples o dobles, de color blanco y larga duración.
Gypsophila repens, perenne, de porte bajo ya que rara vez pasa de 20 centímetros, especial para rocallas y borduras, con flores de color blanco o rosadas, según la variedad.
También deben ser nombradas la Gypsophila cerastioides, casi idéntica a la paniculata pero con inflorescencias de menor tamaño, y la Gypsophila Mangini, con flores rosadas.
La multiplicación se hace por semilla y la siembra, en la primavera en almacigos, para trasplantar en otoño.
Cuando la estación ha pasado pueden sembrarse de asiento y hay jardineros que hacen la plantación durante todo el año, excepto en los meses más calurosos.
Prospera bien en todos los terrenos y su cultivo no requiere mayores cuidados.