Entradas con la etiqueta ‘Jacintos’

Jacinto plagas

Jueves, 9 de julio de 2009

Se combate mediante la destrucción de los bulbos enfermos y los cuidados a prodigar a los que serán guardados de una época a otra. Estos cuidados se refieren a la conservación de los bulbos en un lugar seco y fresco y al espolvoreo de los mismos con azufre y cal.
Existen algunas larvas de insectos, por ejemplo el “Bra-quicero de los narcisos”, que pueden también atacar a los bulbos de jacintos cuando se encuentran bajo tierra; las plantas atacadas rinden poco, amarillean y no es raro que lleguen hasta morir.
Entre los medios de combate recomendados deben ser citados la lucha contra el insecto adulto, la remoción periódica del suelo para ocasionar la muerte de las ninfas, y la destrucción de los bulbos atacados por las larvas.

jacinto en jardines

Miércoles, 8 de julio de 2009

El único medio eficaz de controlar esta enfermedad es el de la selección de los bulbos previa plantación, el de la destrucción y erradicación del terreno de todos aquellos que estuviesen atacados y el de la desinfección del suelo con una solución de bicloruro de mercurio al 5 por rail; asimismo, no debe volver a plantarse jacintos en un lugar donde hubiese aparecido la enfermedad.
Moco de los Jacintos“, producida por un hongo denominado Sclerotinia bulborum que ataca a los bulbos, principalmente después de la floración. Produce el ablandamiento de los mismos y su posterior descomposición.

flor jacinto

Domingo, 5 de julio de 2009

Se conocen más de 2.000 variedades de jardín proceden tes de la especie Hyacinthus orientdlis, con los colores y tonos más variados tales como amarillos, rojos, rosados, violetas, azules, blancos, etc.
A estas plantas no les perjudica el invierno y pueden plantarse al aire libre, en tierra bien mullida, abonada y cavada a bastante profundidad; entre planta y planta se dejará una distancia de un’is 20 centímetros.
Cuando las flores se secan o amarillean se arrancarán los bulbos o cebollas y se dejarán a la sombra para que se sequen. Luego se los guardará en lugar seco hasta que llegue la época de plantarlos nuevamente.

jacintos

Sábado, 4 de julio de 2009

Plantas de la familia de las Liliáceas, perennes, bulbosas, de unos 25 centímetros de altura, muy apreciadas en nuestros jardines por sus hermosas y perfumadas flores. Se cultivan al aire libre, en macetas y hasta en floreros; en este último caso sólo se requiere cambiar el agua de los recipientes la que utiliza como único medio de supervivencia. Las hojas son alongadas y de color variado, algunas veces malva; el asta central ostenta las flores, las cuales pueden ser simples, dobles o extra dobles, según la variedad a que pertenecen.