Entradas con la etiqueta ‘jardin’

Decoracion jardines fotos

Jueves, 15 de septiembre de 2011

Moverse por el jardín
Ademas de observar la propiedad desde los sitios más importantes de la calle y de la vivienda, habrá que moverse de un lado a otro del jardín para descubrir los puntos focales existentes o posibles. Éstos serán los centros de atención, y los ejes que lleven hasta ellos serán los senderos que nos transmitirán una sensación de expectativa.
La mejor manera de crear este efecto encantador consiste en establecer una serie de espacios, abiertos o cerrados, empezando por la zona de la casa, para apartarse primero y después volver a ella. Por ejemplo, una red de ejes puede partir del salón para llevar al paseante, a través de una puerta corredera acristalada, hasta una terraza, desde donde se atravesara una extensión de césped hacia un intimo jardín umbrío, con una hamaca bajo un árbol, para salir a una huerta soleada, a un jardín de hierbas aromáticas, y de allí volver a la casa entrando por la puerta de la cocina.
Un jardín dividido en espacios separados como estos, cada uno con su propio carácter, es interesante y funcional a la vez. Como en una casa, cada espacio tiene su propia finalidad. Un rincón soleado junto a un seto puede ser un lugar de retiro; el césped, un lugar de juego; el patio, el sitio ideal para cenar al aire libre.
La circulación por el jardín es importante no solo en términos prácticos sino también porque incide en el disfrute mismo del lugar. Se puede determinar la velocidad de circulación mediante el diseño de los senderos, las paradas y los puntos de referencia. Por ejemplo, un paseo por un sendero estrecho, con curvas, bordeado de llores raras se hará con más lentitud que si se recorriese un camino recto a través de un césped liso Las puertas en los puntos de paso y los escalones en una senda en pendiente también aminoran la velocidad de la marcha y permiten apreciar el sitio. Por ultimo, los lugares en que es posible detenerse -una terraza, un patio abierto o cerrado, un claro o un banco en un sitio sombreado que domine una bonita vista- tienen el sabor de un sitio de refugio y descanso. Asegúrate de que en tu jardín haya varios sitios de estos, apartados e íntimos, que representen el placer de volver a descubrirlos cada vez que te acerques a ellos.

Jardin con desnivel

Viernes, 19 de noviembre de 2010

Un desnivel muy bien resuelto 250 metros llenos de belleza

En la Costa del Sol, muy cerca del mar, se encuentra este jardín de apenas 250 metros cuadrados, que aparenta ser más grande al estar diseñado en curva. Su mayor dificultad, el desnivel, ha sido salvado con traviesas de ferrocarril tratadas contra la podredumbre.
Si conseguir habitabilidad en cualquier jardín en cuesta no es tarea fácil, lograrlo en uno pequeño es aún más complejo. Casi no hay sitio para abancalar de un modo discreto y crear terrazas. En este rincón marbellí, muy próximo al mar, se ha conseguido plenamente. La clave ha sido utilizar ¡as traviesas de ferrocarril con efectividad y estética. Una vez excavada y nivelada cada explanada se trataba de revestirla, y se ha optado por cambiar de material y color con frecuencia. Así, se combinan superficies verdes con césped de grama, negras con gravilla muy oscura, azules con el agua de los estanques y la piscina, etc.

Limpiar suelo… y plantas
El mantenimiento básico es, junto al tratamiento cada 4-5 años de la madera con barniz protector, conservar el terreno ordenado y libre de materiales extraños. Conviene que el césped esté siempre segado e igualado, las superficies engravilladas sin malas hierbas o restos de hojas, ramillas, etc., y las láminas de agua sin algas u objetos flotantes. En especial en otoño, cuando las hojas de muchos árboles caen, y el viento puede ser más fuerte, hay que barrer la pradera y demás superficies a menudo. Pero en este enclave surge otra labor importante: conservar en perfecto estado de nutrientes, riego, entutorado, y limpieza las especies tropicales y exóticas. Musas, crotón, rosas chinas, kentias… todas deben mantenerse libres de polvo y de hojas y flores secas y regarse y abonarse con cierta regularidad.

Jardin con arbustos

Lunes, 15 de noviembre de 2010


¿Intimidad?
Con arbustos
En una zona de descanso, las hiedras trepan por los alisos. Alrededor, las celindas en flor, los lilos, ya sin ellas, las margaritas y otras especies vivaces y arbustivas consiguen el aislamiento más bello y efectivo.

¿Muro bello?
Color arriba y abajo
Las plantas de flor eliminan la austeridad de los muros. En el nivel superior, rosal trepador, clemátide, espino de fuego tallado en vertical e higuera. Debajo, dondiego, lino y flor rellenan los huecos que quedaron.

Las plantas para las pendientes

Jueves, 28 de octubre de 2010

Perfectas para las pendientes
Una pendiente presenta de entrada varios inconvenientes: dificultad de trabajar el suelo; abundancia de piedra; poco espesor de la tierra, con frecuencia llena de barro y lodo tras la lluvia… ¿Problemas insalvables? Ni mucho menos. El trabajo del jardinero se reduce a remover la tierra de superficie… y poner las plantas, que se asentarán bien en el terreno gracias a sus raíces extendidas. La mejor manera de aprovechar estas condiciones consiste en el uso de especies resistentes que tengan las mismas exigencias de luz, agua, suelo, etc. En general, el drenaje no es problema, ya que el agua discurre muy rápido. Por ello, tienes que realizar alcorques que contengan el riego después de la plantación. Coloca un enlosado o unas escaleras que hagan más fácil el acceso a las zonas altas, y evita los ejemplares que precisen varias podas al año al ser una labor muy exigente. Estas son algunos de los ejemplares más adecuados.

¿Jardín muy seco?

Martes, 19 de octubre de 2010

¿Jardín muy seco?

Olvídate del césped
• Durante el verano un jardín en el centro o el sureste peninsular resulta demasiado seco. Como primera medida, aisla e impermeabiliza el suelo. Revístelo con materiales que puedas pisar y que cumplan una función decorativa: engravillados, enarenados o enlosados en zonas de estancia, y acolchados (corteza, cascaras, paja, etc.), para las áreas plantadas.
• Huye del césped, que necesita dosis muy altas de agua para sobrevivir. Pero si no quieres prescindir de él, crea pequeñas áreas con especies de bajo consumo hídrico (en el centro) o, en el sureste, recurre a las gramas (Cynodon dactylon) en sus distintas variedades, sobre todo la muy resistente de las Bermudas.
• Utiliza plantas a toda prueba en su zona, regándolas por goteo que consume poca agua. Por ejemplo, en el centro, aromáticas, jaras, retamas, juníperos, hierba de las Pampas, etc. Y en el sureste, adelfas, agaves, penisetum, siemprevivas, estipas, lantana, bambúes…

Jardines

Jueves, 16 de septiembre de 2010

Zona atlántica
No te preocupes de regar
Ni de aportar humedad al terreno. En Galicia, Asturias, País Vasco y zonas del suroeste andaluz la naturaleza lo hará por ti. Elige plantas que no precisen demasiado sol y pon trampas para controlar la plaga más peligrosa, los caracoles.

Abonado
RICO EN NITRÓGENO
• Para paliar la pérdida de nutrientes en el suelo por las lluvias, realiza en otoño o invierno abonados puntuales o de cobertera.
• Deben ser ricos en nitrógeno, elemento que produce las hojas. De acción rápida, las plantas lo asimilan bien y no calientan el terreno.
• Puedes aportarlo con un fertilizante complejo, como Nitrophoska, de Compo, o Césped-Green, de Green-del, en 3-4 dosis a lo largo de todo el año.
Cuidados básicos
SEGAR Y PERFILAR LA PRADERA DE CÉSPED
• El césped crece con rapidez y no hay que permitir aspectos desaliñados por falta de siega. Hasta otoño hazlo cada 8-10 días. No te descuides, porque si dejas crecer demasiado la hierba, la operación resultará dura y traumática para el césped.
• Si hace calor y las precipitaciones son poco importantes, riega con la manguera o pon en funcionamiento los aspersores móviles tras cada corte. • También es preciso recortar, limpiar y perfilar a menudo los macizos y parterres. De esta manera no tendrás dificultades en controlar las invasiones del césped y los hierbajos.

Jardin continental

Viernes, 3 de septiembre de 2010

Zona continental
El césped, testimonial
Zona centro, interior de Cataluña y Andalucía, Aragón… Como el césped lo pasa mal, recurre a los pavimentos y engravillados. Pero si no puedes prescindir de la pradera, instala aspersores y difusores para conservarla siempre verde.

Abonado
ORGÁNICO DE FONDO
• A finales de invierno
reparte por el jardín turba o mantillo vegetal. Las plantas tendrán reservas nutritivas suficientes para resisir bien toda la temporada.
• Además la materia orgánica del abonado de fondo corrige la excesiva compacidad del suelo, frecuente
en todo el centro, convirtiéndolo en mucho más poroso y fácil de manejar. • Un acolchado a base de compost doméstico conserva la humedad y mejora la fertilidad del suelo. Modera las temperaturas alrededor de las raíces e impide los hierbajos.

Cuidados básicos
CORTA LAS FLORES PASADAS
• Si quieres que tus plantas destaquen por su buen aspecto todo el año, elimina las flores marchitas de rosales, aromáticas, vivaces… En caso contrario, restarán fuerza a las demás.
• Para mantener la forma de tu jardín con poco trabajo, poda los setos de Coniferas en invierno y verano. Talla los aligustres y setos bajos tres veces al año. • Recorta los frutales en invierno, elimina el exceso de yemas de flor que producirán frutos pequeños, y corta el ramaje que se dirija hacia el interior de los árboles para que entre el sol.

Cuidados en jardin

Jueves, 2 de septiembre de 2010

Suelo
ENLOSADOS Y GRAVILLA
• Reduce el césped al mínimo y echa mano de otras alternativas. Opta por pavimentos y atenazados, pero huye del cemento, que en verano se calienta mucho. Recurre a adoquines, hormigón, pizarra, cubiertas de madera…
• También te aconsejamos el uso de la gravilla de   río.   Actuará  como
obstáculo para las malas hierbas y las plantas suculentas prosperarán bien. • Y si quieres tapizar el terreno con especies vegetales, nada mejor que las plantas perennes cubresuelos. Planta al sol Carpobrotus, Crassula o Sedum spurium y obtendrás un suelo colorido. ¿Su única limitación? Evita pisarlo demasiado.

Equipamiento
AGUA PARA REFRESCAR EL AMBIENTE
• No puede faltar, ya que alivia la sensación de sequedad, a la vez que le añade movimiento. Haz un hueco a estanques, fuentes y piscinas.
• Frente a la persistente radiación solar acude también a toldos de lona, sombrillas y cenadores, que convertirán al
lugar donde los instales en una fresca y agradable zona de descanso. • Si quieres decorar el jardín o el porche con bellas macetas, recurre a los materiales tradicionales, como piedra, terracota o cerámica, fáciles de mantener y muy bellos.

Riego
ACOLCHA… Y SERÁ MÍNIMO
• Realiza un buen drenaje. Para ello, cava zanjas, llénalas con grava y haz terraplenes. Otro truco consiste en instalar un acolchado con acículas de pino, serrín, paja…, que impedirá que el agua se evapore y te ahorrará riego.
• Planta a principios de otoño. Las raíces tendrán tiempo de acomodarse durante el invierno y las especies se enfrentarán mejor al verano. Siembra en grupos tupidos para crear microclimas que humedezcan el ambiente.
• Por poca agua que caiga, proporcionará humedad para todo el año. Prevé la construcción de un aljibe que recoja la de la lluvia y evitarás riesgos de abastecimiento.

Trabajos de jardin

Miércoles, 1 de septiembre de 2010

Zona mediterránea

Pantallas contra el viento
Desde la Costa Brava hasta Cádiz te resultará difícil el cultivo de las plantas exóticas. Utiliza las autóctonas, que toleran la sequía, y coloca pantallas que protejan a las especies de la brisa marina. Todo ello reducirá los trabajos en el jardín.

Cuidados básicos
PODA EN OTOÑO
• Con las lluvias otoñales las plantas inician un fuerte crecimiento. Mete las tijeras entonces para mantener la forma de las plantas y eliminar las ramas dañadas o secas.
• En primavera, la poda favorece la ramificación en las perennes de flores tardías, como salvia. Recórtalas también pasado el verano y tendrás una segunda floración.
• Otra labor eficaz consiste en tener controlados los hierba-jos. Si los eliminas en cuanto aparezcan, no competirán con el resto de las especies por el agua, el sol y los nutrientes.

Abonado
CUANDO SEA NECESARIO
• La aportación de nutrientes debes ajustaría al ritmo de crecimiento de las plantas.
Unas 6-8 semanas antes de la floración, algunas especies agradecen los fertilizantes de liberación lenta.
• Al final de la primavera y el otoño te recomendamos que no abones. Las plantas
se encuentran en estado de reposo y su capacidad de absorción será mínima. • El abono rico en potasio aumenta la tolerancia a la sequía y fomenta el crecimiento de las raíces. Además, también mejora la resistencia a las enfermedades, y favorece la formación de brotes nuevos.

Cómo tener éxito en cada jardín

Martes, 31 de agosto de 2010

Cómo tener éxito en cada jardín

Plantas apropiadas, suelos, riego…

Poco tiene que ver un jardín atlántico con otro mediterráneo. No sólo son diferentes las es| cies que se pueden cultivar en cada uno. Además, hay que tener en cuenta que el riego no el mismo, ni siquiera las enfermedades y plagas a las que hay que hacer frente.

Una de las claves para conseguir éxito en el jardín es tener en cuenta la zona climática en la que se encuentra ubicado. Elegir especies acorde con el clima te ahorrará muchos trabajos de mantenimiento. Pero además en cada clima se imponen unos cuidados específicos para que el jardín salga adelante. En el mediterráneo hay que elegir especies que protejan del viento salino. En el centro apuesta por plantas resistentes al calor y al frío extremos y en el atlántico, hay que protegerlas de la humedad excesiva.