Entradas con la etiqueta ‘orquidea’

Plantas que resisten la contaminacion

Sábado, 23 de octubre de 2010

Éstas resisten la contaminación
El polvo, los humos y, en mayor medida, la contaminación atmosférica son los principales enemigos de las plantas en las grandes ciudades. Y, sin embargo, no por ello dejan de abundar en éstas las zonas ajardinadas, los patios llenos de vegetación, las terrazas donde las protagonistas son las flores, los balcones con macetas… Y es que todo se reduce a elegir con criterio, sabiendo qué especies se adaptan a estas condiciones, porque también las hay. Los mejores árboles y arbustos son los que pierden en invierno sus hojas, pero si usted se inclina por los perennifolios, los de follaje brillante han demostrado ser más adecuados para las zonas cargadas de aire viciado. Aquí viven bien arces, carpes, abedules, catalpas, aucubas, hibicos… Y con el fin de que el jardín ofrezca un mayor interés, ponle color, también hay flores que resisten la contaminación: para cubrir el suelo, las tapizantes vincas; en los macizos, anuales y vivaces como claveles, caléndulas o petunias; y con las bulbosas tampoco tendrás excesivos problemas, sobre todo si optas por ciclámenes, en invierno, o tulipanes y narcisos, en primavera.

Orquídea Angroecum

Sábado, 3 de octubre de 2009

A continuación citaremos los géneros que pueden servir como prototipos en lo referente al cultivo. Ellos son:
Orquídea Angroecum, que comprende unas 40 especies de las cuales un 60 % son originarias del Africa del Sur y el resto de la parte meridional de America. La flor de esta es pecie llama la atención por el largo espolón en que remata la parte inferior del labelo.
En cuanto al cultivo, debe hacerse con la mayor precaución y cuidado, teniendo en cuenta que la temperatura mínima del vivero no debe bajar de 15 grados centígrados durante la noche y de 20?C. durante el día.

Orquidia

Domingo, 27 de septiembre de 2009

La original morfología de las orquídeas y el valor que todavía hoy se les asigna, las plantas, ha lanzado a muchos jardineros a cultivar exclusivamente las variedades de esta familia, pero, ya sea porque los climas eran contrarios o ya porque la demanda no respondía a las exigencias económicas que se habían destinado, fracasaron en su mayoría, a tal punto que si en la actualidad sigue siendo una flor de lujo es porque se ha limitado la explotación y el cultivo.