Entradas con la etiqueta ‘plantas perennes’

Plantas perennes

Lunes, 28 de febrero de 2011

Las perennes
Momento de podar las plantas invernales antes de que se llenen de nuevos brotes, empleando tijeras de podar cortando bastante los tallos, los cuales, tras los primeros riegos, comenzarán a crecer con fuerza. Respecto de las especies leñosas, aún pueden ser transplantadas cuidando de hacerlo en días nublados, hágalo sobre suelo húmedo y previo a la operación, es conveniente que instale unos días antes al ejemplar en su maceta en el lugar donde será colocado. Prepare el hoyo, dejando espacio suficiente para las raíces y para rellenar con tierra suelta, distribuyendo una capa de mantillo alrededor.

Bellis

Lunes, 11 de mayo de 2009

Son plantas pertenecientes a la familia de las Compuestas, perennes, de unos 15 cm. de altura, con hojas radicales, angostas y espatuladas. Son más conocidas por los nombres vulgares de “Coquetas” o “Belloritas” y están consideradas como una de las mejores plantas para ser empleadas en bordu-ras, mosaicos y macizos florales. Por medio del cultivo continuo se han obtenido diversas variedades de flores dobles, blancas, rojas, rosadas, etc. Las dos especies más conocidas son la Bellis perennis y la Bellis silvestris, ambas con sus diferentes variedades sencillas y dobles y de flores de muy bonito colorido;
La propagación se hace por semilla sembrada en almacigos desde septiembre hasta marzo inclusive, para trasplantar en otoño conservando entre planta y planta una distancia mínima de 20 cm. También puede sembrarse de asiento a fines de la primavera y durante el verano.
Resiste bien al frío, pero los cambios bruscos de temperatura la perjudican.
Prospera bien en tierra de jardín, tanto en lugares de sombra como a pleno sol. y florece en primavera y verano.

Amapola

Miércoles, 29 de abril de 2009

Son plantas anuales o perennes, perteneciente» a la familia de las Papaveráceas. Los especialistas en la materia suelen reconocer dos o tres especies como ascendientes directos de las cultivadas hoy día en los jardines, ellas son:
Papaver Rhoeas o “Amapola” propiamente dicha, planta por lo general anual, con flores que pueden ser simples o dobles, ostentando una gran variedad de tonos y colores, rosados, rojos, azules, blancos, etc.; son muy apreciadas para adorno de macizos y platabandas.
La semilla se siembra en almacigos en otoño, trasladando las plantitas a viveros especiales cuando se avecina el invierno. En primavera se plantan de asiento a unos 30 cm. de distancia. bien estíercolada y espaciando los pies 15 cm. uno de otro. Florece a fines y principios de año.
Hay una enfermedad que suele atacar a las amapolas y que se la conoce con el nombre vulgar de “tizón”. Es producida por un hongo parásito que ataca principalmente a las hojas en las que pueden advertirse manchas de color castaño u obscuro, de bordes bien definidos en la cara superior, y de color más bien grisáceo y bordes indefinidos en la cara inferior; en ataques intensos las hojas aparecen como quemadas.
Esta enfermedad, que afea y debilita a las plantas, puede ser combatida con espolvoreos de azufre realizados no bien aparezcan los primeros síntomas, o bien se pueden realizar pulverizaciones con caldo bórdeles al 0,5 %, repetidos dos o tres veces y espaciados 15 a 20 días.
Es necesario también arrancar las plantas muy atacadas o cortar las hojas afectadas y destruirlas por el fuego, evitando que se diseminen por el jardín.

Achilea

Martes, 21 de abril de 2009

Son plantas perennes, pertenecientes a la familia de las Compuestas, de mediana rusticidad en nuestros jardines y procedentes, la mayor parte de ellas, de regiones frescas y altas. Por lo general forman matas cespitosas con hojas verdes
0 manchadas y un tallo floral recto y a veces hasta más de
1 m. de altura. Las flores se presentan en umbelas de capítulos amarillos, blancos o rosados.
Las variedades más conocidas entre nosotros son: Ackillea Ptarmica, que alcanza unos 0,80 m. de altura, posee flores blancas que son dobles en algunas variedades (por ej.: La Perla), prestándose muy bien para cultivar en platabandas y rocallas. Florece en los meses de enero y febrero y las semillas se siembran en almacigo durante la primavera, para efectuar el trasplante en el otoño o en la primavera siguiente.
Algunas veces suele conocérsela con el nombre de “Flor de plata“.

Los Acantos

Miércoles, 15 de abril de 2009

Son plantas perennes, de follaje oriamental, brillante, muy decorativo, que nace totalmente del cuello de la raíz; lov únicos tallos que presentan son los florales, siendo éstos fuertes v erectos. Las flores se presentan en espigas, durante el verano, y son generalmente blancas o rosadas. Los Acantos pertenecen a la familia botánica de las Acantáceas y su nombre genérico es Acanthus, sp. Las especies más conocidas son: Acanthus lusitanicus (llamado tambien A. latifolius o A. mollis var. latifolius), con representan tes vigorosos que alcanzan hasta 1,50 m. de altura y que tienen hojas grandes y lobadas, de gran belleza; Acanthus mollis, originaria de Europa, con inflorescencias muy desarrolladas pero que- muchas veces es preferible suprimir para que no desmerezca el efecto ornamental del follaje; Acanthus montanus, especie originaria de climas tropicales, poco conocida en nuestro medio y que se presta más bien para cultivo en invernadero.