Entradas con la etiqueta ‘regado’

Regar

Domingo, 7 de marzo de 2010

El agua introducida en el embudo C emplea, para pasar al recipiente, un tiempo considerable, ligeramente inferior al del embudo B, que contiene la arcilla. En este caso, el terreno es arcilloso.

Un ejemplo de aplicación de este método es el siguiente (para seguirlo mejor puede atenderse a las figuras):
El agua vertida en el embudo A (el que contiene la arena) emplea 10 minutos en descender por completo al recipiente inferior. El agua vertida en el embudo B (el que contiene la arcilla) tarda, por su parte, 40 minutos en descender por completo al recipiente inferior. Llegados a este punto, se dan tres posibilidades: 1. Si el agua vertida en el embudo C (el que contiene el terreno que examinamos) emplea unos 25 minutos (de 23 a 27) en descender por completo al recipiente inferior, el terreno será de mezcla media. En este caso, el tiempo es más o menos el medio entre las otras 2 muestras.

Regado y recoleccion del Berro

Martes, 27 de enero de 2009

COMO MOJAR EL MINI-BERRIZAL:
En cuanto los tallos alcanzan de 4 a 6 cm. echar suficiente agua para que los tallos se mojen sin que, sobre todo, las hojas queden sumergidas.
Desde luego el nivel del agua se elevará a medida que los tallos de berro crezcan, cosa que se vigilará al renovar el agua.
RECOLECCIÓN:
A la primera cosecha se despuntarán los tallos, que entonces se ramificarán.
Posteriormente se podrán recolectar los berros a medida de su crecimiento.
Para mejorar el rendimiento se puede utilizar ur. abono apropiado y no peligroso, como por ejemplo el superfosfato de cal.

EL RECIPIENTE:
Se necesita un recipiente adecuado (viejo tonel de pequeño tamaño, cazo, pequeña cubeta, maceta de gres) al cual se adaptará una espita.
Prestar atención, pues el emplazamiento de este grifo determinará el grosor de una capa de tierra de 5 a 15 cm. según el tamaño del recipiente. Esta capa, después de la germinación de las semillas, será recubierta de agua que se renovará con frecuencia (cada día preferiblemente) echándola suavemente con ayuda de un embudo de larga caña, mientras el grifo se deja abierto