Entradas con la etiqueta ‘remajes y abetos’

Como secar liquenes, remajes y abetos

Viernes, 12 de diciembre de 2008

LIQÚENES:
No es necesario dejarlos secar. Para la recolección preparar unos soportes (cajas, bandejas, trozos de corteza, etc.).
RAMAJES:
Planchar las hojas de arce, avellano, castaño, haya o roble con una plancha tibia, a través de un papel de seda.
Hacer unos pequeños cortes en las ramas o en los tallos. Después dejarlas en remojo durante varios días en una mezcla de agua y glicerina (1/3 de glicerina y 2/3 de agua).
ABETO:
Recubriendo la pinocha y pinas con productos vendidos en pulverizador (spray) en el mercado, se obtienen efectos de nieve muy logrados.
RAMAJES SIN HOJAS O MADERAS FLOTANTES:
Son utilizables tal y cual están, después de haber sido limpiados, secados, y hasta pintados al encáustico.
No obstante también pueden recubrirse, después del secaje, con el pincel o la bomba de lacas de cualquier color. Pero habrá que tener cuidado de no caer en el mal gusto, no abusando de los dorados ni de los tonos agresivos. Lo mejor es conservar la apariencia natural.