Entradas con la etiqueta ‘venta invernaderos’

El invernadero

Viernes, 16 de julio de 2010

EN EL INVERNADERO
La siembra de este mes va bien a aquéllos que deseen sacar el máximo partido del espacio de su invernadero.
Guisantes franceses tempranos
Adquiera un sobre de semillas de guisantes franceses tempranos (Annonay es muy recomendable) y seis tiestos de 25 cm. Disponga una capa de 5 cm de compost bien fermentado o estiércol en el fondo de cada tiesto y termine de llenarlo hasta 2-3 cm del borde con la mejor tierra que encuentre. Distribuya entonces ocho semillas en la superficie, enterrando cada una 2-3 cm en la tierra. Cúbralas bien, apelmace el suelo, riegue en abundancia y coloque los tiestos en los estantes del invernadero, junto al cristal. Una temperatura de 7-10°”C bastará para la germinación.
La limpieza anual
Ya es hora de proceder a la «limpieza anual» del invernadero. Empiece deshaciéndose de los restos de tomateras marchitas; estas plantas albergan toda clase de plagas y enfermedades, así que lo mejor es arrancarlas y quemarlas. Preste atención entonces a los cristales y lávelos a fondo con agua y jabón. Los puntos en que los cristales se superponen son lugar idóneo para las algas verdes; con cuidado, separe los cristales y limpie la zona con un cuchí-lio y un desinfectante.
Desinfecte todo el invernadero, en particular las superficies superiores e inferiores de las estanterías, el pasillo y los bancales. De este modo destruirá todas las plagas latentes o larvadas. Por último, en caso de tener estantes
de madera, aplíqueles una mano de preservante para impedir que se pudra. Pero, ¡atención!: no utilice creosota con esta finalidad, pues con el calor desprende vapores mortales para las plantas.
Con esta limpieza, además de tener el invernadero presentable, evitará plagas y enfermedades que se harían notar en la primavera, precisamente cuando está en pleno desarrollo.
Revestimiento del invernadero
Un gasto que merece la pena hacer para ahorrar combustible (y dinero) consiste en revestir el invernadero con láminas ligeras de polietileno para reducir las pérdidas de calor. Si se pueden adherir las láminas a la estructura, a algunos centímetros de distancia del cristal, el polietileno aislará lo suficiente el interior como para que la temperatura nocturna suba 3-6° C.

Si deseas encontrar mas informacion sobre jardines puedes entrar a este otro sitio Jardines