Imposoble confeccionar dos veces el mismo ramo

Por otra parte, es imposible confeccionar dos veces el mismo ramo. Las flores frecuentemente se colocan por sí mismas y no son «obedientes». Es necesario tener mucha paciencia y empezar de nuevo varias veces antes de obtener un ramo logrado. Pero cuando se consigue se experimenta una gran satisfacción.
Lo más importante es reflexionar bien sobre la longitud de los tallos, pues a veces bastan dos centímetros más o menos para que todo cambie.
Para doblar las ramas e imponerles una determinada curvatura, dejar la rama en agua y atarle un peso toda la noche. Por la mañana, al quitar el peso, la rama queda doblada.

He aquí algunas ideas de ramos muy distintos. A cada cual le corresponderá elegir el que le gusta y formar uno igual. ¡Buena suerte!

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario