¿Qué hacemos con el huerto?

¿Qué hacemos con el huerto?
Como ya sabemos en el huerto no tenemos treguas, es una labor continuada de siembra, recolección y preparación del terreno.
En el mes de septiembre podemos recolectar especies tales como: las cebollas, el ajo, el repollo, la col, las primeras hojas de espinaca, las patatas y las zanahorias, entre muchas otras.
El momento oportuno de la recolección de las cebollas se determina cuando el follaje de éstas se torna amarillo, debiendo levantar el cultivo y dejar los bulbos en el suelo. Finalmente se recogen, se secan y se preparan para su almacenamiento. La mejor forma para inhibir la brotación de las cebollas es almacenarlas en un lugar fresco, seco, y siempre bien aireado. Esto último lo conseguimos formando unas ristras, que son colgadas en paredes o techos.
Un pequeño truco para estimular la producción de hojas de la espinaca es recolectar las hojas de forma regular.
Si la producción de patatas que hemos obtenido supera nuestro consumo inmediato, es necesario que almacenemos las patatas en un lugar ventilado y oscuro, para evitar pudriciones y solanización (reverdecimiento de la patata por efecto de la incidencia de la luz).
Para poder tener producciones futuras en el huerto debemos saber qué especies se pueden sembrar en esta época del año. Las más empleadas son: acelgas, guisantes, lentejas, lechugas, nabos y rabanillos.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario