Entradas con la etiqueta ‘juegos para sembrar plantas’

Sembrar plantas

Jueves, 8 de julio de 2010

¿Que plantas de flor crecen rápidamente a partir de semillas, y cómo obtenerlas?

Todas las anuales, ya que en pocos meses tienen que desarrollar su ciclo vital. Entre ellas se pueden citar
los clavelones, amapolas, caléndulas, etc., de fácil cultivo.

Si bien un jardinero no debe ser en modo alguno impaciente, existen personas que no admiten espera y desean ver su pequeño jardín o sus macetas rápidamente cubiertas de flores. Esta impaciencia resulta completamente normal entre los niños. Por eso cuando pretendemos fomentar entre ellos la afición a las plantas y a la jardinería es importante que puedan apreciar pronto los resultados de sus iniciales desvelos.
Como es lógico, las plantas que más rápidamente producen flor a partir de la siembra de semillas son las anuales, pues en unos cuantos meses han de ser capaces de desarrollar todo su ciclo, desde la germinación de la semilla de siembra hasta la nueva producción de semillas, pasando, por supuesto, por la floración, que es lo que a nosotros nos interesa en este caso. El empleo de variedades resistentes, por otra parte, nos permitirá cultivar tales plantas al exterior, bien sobre el propio suelo del jardín, bien sobre macetas.
La lista de especies es sumamente amplia. De aquí que hayamos seleccionado algunas de las más conocidas o de más fácil cultivo.
Las amapolas, con su gran número de especies y variedades pertenecientes al género Papaver, constituyen unas flores sumamente fáciles de obtener, por cuanto las plantas se adaptan a todos los medios, produciendo, por otra parte, una gran cantidad de diminutas semillas. Las flores pueden tener cualquier color, con una gran variedad de formas y tamaños entre los que escoger.
Las campanillas , flores de diversas variedades de la planta Convolvulus minor, es otra de las posibilidades de cultivo que se le presentan al jardinero impaciente, con la particularidad, co-
mo las anteriores flores, de poderse emplear una gran gama de colorido.
Si dispone de jardín, una planta indicadísima es el girasol, y no sólo por la vistosidad de sus grandes flores, sino por la posibilidad de utilización posterior de las semillas (las pipas), que se pueden comer tostadas.
Una planta agradecida es la caléndula (Caléndula officinalis). Esta planta, de la que existen infinidad de variedades, se presta tanto para el cultivo en el jardín como para mantenerse en macetas, no planteando ningún tipo de exigencias en cuanto a suelo. Da lugar a una espléndida y prolongada floración prácticamente durante todo su desarrollo, pues cuando unas flores se marchitan y dan la semilla, otras están ya ocupando el puesto de las anteriores. Además, estas flores son muy útiles como colorante culinario, si se secan en el horno.
Los Tagetes (clavel de moro, clave-lón, etc.) son, igualmente, plantas de profusa y temprana floración. Son susceptibles de empleo tanto en jardín como en terrazas y balcones.
Si le gustan este tipo de plantas, le sugerimos que recoja las semillas, para sembrarlas la próxima temporada. Hágalo cuando las flores estén completamente secas, pues sólo así existe verdadera garantía de que la semilla está perfectamente formada. Consérvelas en sobres cerrados —poniendo el nombre— de forma que no se alteren por exceso de humedad. En las páginas 666 y siguientes, encontrará instrucciones más detalladas para el empaquetado y la conservación de los distintos tipos de semillas.