Entradas con la etiqueta ‘Las Plantas’

Vinca minor

Domingo, 1 de noviembre de 2009

Entre las primeras pueden citarse:
Vinca major, muy rústica e indicada para rocallas o lucres donde pueda quedar colgante; hay variedades con hoja lampinas, otras con hojas pubescentes, etc.; las flores por lo genera! son de color blanco.
Vinca minor, usada principalmente para cubrir terreno dado que forma matas ramificadas muy tupidas; sus hojas y flores son más bien pequeñas, pudiendo presentar ambas muy distintos aspectos según las variedades:

Sembrar Veronicas

Viernes, 30 de octubre de 2009

La manera más común de multiplicar a estas plantas es por medio de semillas, pero en algunas variedades suele I cerse por esquejes y por división de matas. La semilla se sic bra en primavera para trasplantar en otoño.
Puede también repicarse en viveros para trasplantóla primavera siguiente.

Orquidia

Domingo, 27 de septiembre de 2009

La original morfología de las orquídeas y el valor que todavía hoy se les asigna, las plantas, ha lanzado a muchos jardineros a cultivar exclusivamente las variedades de esta familia, pero, ya sea porque los climas eran contrarios o ya porque la demanda no respondía a las exigencias económicas que se habían destinado, fracasaron en su mayoría, a tal punto que si en la actualidad sigue siendo una flor de lujo es porque se ha limitado la explotación y el cultivo.

Nicotiana tabacum

Martes, 22 de septiembre de 2009

La Nicotiana Sylvestris tiene cerca de un metro y medio de altura y sus flores de color blanco surgen ligeramente inclinadas.
Hay, además, variedades de color rojo, purpúreo, rojizo violáceo, blanco amarillento, etc.

Cheiranthus annus

Domingo, 26 de abril de 2009

El Cheiranthus annus, llamado vulgarmente «Alhelí cuarenteno» es, en sus distintas variedades, una planta anual que emite brotes antes del mes y medio de hecho el almacigo. El modo general de reproducción es por semillas en almacigos, durante la primavera y otoño, reservando el de esquejes rola-mente para aquellas variedades en que la multiplicación de sus pétalos es tan numerosa que las flores quedan estériles (los estambres se transforman en petaloides). Cuando las plarútas han adquirido cierto desarrollo se trasplantan a distancias conLas variedades más cultivadas derivan de las dos especies siguientes:
Althaea rosea, que cuando florece, fácilmente llega a una altura de 2 a 3 metros. Sus hojas son grandes, redondeadas y con divisiones muy marcadas; durante la primavera crece un tallo floral que se cubre de flores grandes, con cierto parecido a las rosas, simples, dobles o semidobles y a veces con los pétalos encrespados; el color de las mismas es variado: rosa, rojo, blanco puro, violeta, etc., con matices muy variados.

Achilea

Martes, 21 de abril de 2009

Son plantas perennes, pertenecientes a la familia de las Compuestas, de mediana rusticidad en nuestros jardines y procedentes, la mayor parte de ellas, de regiones frescas y altas. Por lo general forman matas cespitosas con hojas verdes
0 manchadas y un tallo floral recto y a veces hasta más de
1 m. de altura. Las flores se presentan en umbelas de capítulos amarillos, blancos o rosados.
Las variedades más conocidas entre nosotros son: Ackillea Ptarmica, que alcanza unos 0,80 m. de altura, posee flores blancas que son dobles en algunas variedades (por ej.: La Perla), prestándose muy bien para cultivar en platabandas y rocallas. Florece en los meses de enero y febrero y las semillas se siembran en almacigo durante la primavera, para efectuar el trasplante en el otoño o en la primavera siguiente.
Algunas veces suele conocérsela con el nombre de «Flor de plata«.

Las Orugas como plaga en la Jardineria

Viernes, 27 de marzo de 2009

Orugas.—Se llaman así a las larvas de mariposas diurnas (Pinpintos, isocas, etc.) o nocturnas (nochielas). Estas últimas por lo general son las más temibles. Las orugas se alimentan de yemas, hojas, tallos tiernos y, por lo común, de todos los órganos aéreos de las plantas. Poseen aparato bucal masticador y esa característica hace que las plantas atacadas presenten perforaciones en las hojas, y sus tallos roídos. Cuando los ataques son intensos los vegetales se debilitan y mueren.
Los sistemas empleados para dominar este tipo de plaga se basan en las pulverizaciones con insecticidas arsenicales, tal como la fórmula  6 que se indicó en el Capítulo anterior.
Existen algunas orugas que se desarrollan dentro de los botones florales y que se alimentan de ellos. Si los ataques no son tan graves como para provocar su aborto, la floración será defectuosa y deformada. Para controlar a esta plaga será preciso inspeccionar minuciosamente a las plantas y librarlas de los parásitos. Cuando este procedimiento se haga muy engorroso, pueden ensayarse los espolvoreos de los botones florales con insecticida a base de D.D.T., Gamexane, etc.

Combatiendo los parasitos en la Jardineria

Jueves, 26 de marzo de 2009

Los métodos de lucha contra estos parásitos no siempre son sencillos. Si se trata de plantas finas que deben ser salvadas cueste lo que cueste, no queda más remedio que desenterrarlas, eliminar uno por uno los parásitos y proceder a su trasplante en una tierra nueva o en macetas. La operación exige cuidados en lo que respecta al manipuleo de las raíces, pues si no se procede con el tino necesario podría resultar peor el remedio que la enfermedad.
Si se tiene absoluta certeza que una zona del jardín se halla invadida por el parásito, sería muy conveniente proceder a la desinfección del suelo con sulfuro de carbono, en dosis aproximadas de 250 gramos por metro cuadrado aplicadas con el palo inyector de Vermorel a unos 30 centímetros de profundidad (unas 6 inyecciones por metro cuadrado).
Cuando el gusano blanco llega a su estado adulto se convierte en un cascarudo del tipo que llamamos vulgarmente ‘Vieja», ‘Torito», «Bicho Candado», etc.

La falta de fósforo y enfermedades producidas por parasitos vegetales

Lunes, 23 de marzo de 2009

Falta de fósforo.—Las plantas presentan deficiencias en el follaje, tales como manchas y enrulamientos; además, la floración y la fructificación es pobre. El remedio consiste en la incorporación racional de abonos fosfóricos.
Enfermedades producidas por parásitos vegetales. (Enfermedades Criptogámicas).—En la Parte Especial de este Libro se mencionan las enfermedades más comunes para cada especie en particular. En consecuencia, remirimos al lector a los capítulos correspondieirtes.

Enfermedades producidas por parásitos animales.— Describiremos aquí brevemente a los parásitos polífagos, vale decir, a aquellos que son comunes a muchas especies vegetales. Los que son específicos de determinada especie se estudiarán en el capítulo pertinente.

Suelos acidos o alcalinos para las plantas

Viernes, 20 de marzo de 2009

Acidez o alcalinidad del suelo.—Cuando un vegetal encuentra en el suelo que lo alimenta todo lo que necesita y nada de lo que pueda perjudicarle, se desarrollará en las mejores condiciones. Existen vegetales que prefieren suelos ligeramente ácidos, otros que los prefieren alcalinos. Es necesario, pues, conocer profundamente las particularidades de cada especie para ajustaría al medio que le es más favorable. El floricultor novel va a hallar en esto uno de los mayores inconvenientes, pero bien dice la sentencia que la experiencia se paga. Necesitará tiempo para conocer los requerimientos de cada una de sus plantas, pero una vez que los conozca recibirá el premio merecido a su dedicación y constancia.
Cuando un vegetal no prospera en un suelo bien trabajado, abonado y estructurado, deberá dirigirse la atención hacia su reacción química, vale decir, comprobar si es ácido, neutro o alcalino. Este tema y las comprobaciones necesaria, escapan por lo general a las posibilidades del hombre práctico, entrando en cambio dentro del campo de la agronomía de laboratorio. Como no nos sería posible entrar en mayores detalles, solo nos queda recomendar la lectura de textos más especializados y buscar el consejo de organizaciones o técnicos en la materia.