La Caja Decorada

LA CAJA DECORADA:
— Tomar una simple caja de cerillas o, si se prefiere, una lata de conservas cilindrica o cúbica. La forma es lo de menos, ya que el procedimiento es el mismo.
— Dar una capa de pintura de color claro, que constituirá el fondo. Dejar secar bien.
— Dar una nueva capa de pintura y, sin esperar que seque, colocar las hojas y las flores siguiendo un proyecto decorativo preparado previamente, precisando los emplazamientos.
Para este trabajo minucioso y preciso, utilizar unas pequeñas pinzas (o una gruesa aguja, o un ganchillo) para no poner los dedos sobre la pintura.
— Con una cola confeccionada con agua y harina los principiantes pueden conformarse con pegar los elementos sobre la pintura seca.
— Para terminar, dar una ligera capa de barniz incoloro sobre el conjunto.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario