Heliotropo reproducción

Es poco exigente en cuanto al terreno; necesita solamente abrigo durante el invierno y otoño.
Florece en verano hasta la llegada de las heladas, pero cultivado en macetas y colocando éstas en invemánculo o en lugar adecuado, se obtiene una floración casi continua y abundante.
Es posible cultivar al heliotropo al aire libre, aún en latitudes como las de Buenos Aires, y hacer que se comporte tomo vivaz para cubrir un muro. Para ello deberá prodigársele especiales cuidados durante los dos primeros años, es decir, hasta lograr plantas fuertes que no se vean menoscabadas por el frío. Para ello deberá destinársele un muro caliente, bien orientado, y contar con los medios necesarios para proteger a las plantas, en sus primeros tiempos, contra las heladas y los fríos intensos; la aclimatación se producirá gradualmente y al cabo de dos o tres años, aún cuando el frío queme sus hojas, la planta no morirá y volverá a brotar.
Las podas serán necesarias para lograr un pie bien compensado capaz de cubrir, más o menos uniformemente, el respaldo que se le proporcionó.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario