Archivo de la categoría ‘Tipos de Ramos de Flores’

Ramo monocromo, la hermozura de los tulipanes

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo Monocromo:

Tomemos el ejemplo de los tulipanes:
Elegirlos dentro de una misma gama de amarillo o de rojo.
Sus tallos son generalmente cortos y se colocan por sí mismos, a condición de no apretarlos demasiado.
Colocar los más altos y más claros detrás, y si se dispone de los suficientes formar un seto.
Colocarlos en una jardinera o en una sopera, colocando las flores en escalera.
Habrá que prestar atención ya que los tallos son frágiles y se rompen como el cristal. Utilizar un ancho clava-flores, o varios de pequeños, o una tela metálica fina.
Utilizar hojas para ventilar y armonizar el conjunto

Ramo de flores soilvestre o Ramo Silvestre

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramo silvestre:

Las flores de invernadero, las flores cultivadas, por muy bellas que sean, no pueden hacer olvidar la gracia sin par de las flores de los campos y de los bosques.
Según la excursión, se traen siempre flores diversas, unas frágiles y efímeras pero por ello mucho más preciosas, otras de una vitalidad extraordinaria.
No vacilar en mezclar las distintas especies y en completar el ramo con simples hierbas y gramíneas.
Los jarrones y recipientes de alfarería y de gres rústicos, de colores oscuros (pardo, verde-azul) y de formas rechonchas (botes de confitura, cántaros, ollas, etc.) son los más adecuados para los ramos de flores silvestres.

Ramos triangulares, redondos y largos

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Ramos triangulares:
Serán alargados o rechonchos, según la importancia del sitio de que se dispone.

Ramo redondo:
Sensiblemente de la misma altura, sus flores están repartidas con regularidad. Este ramo se confecciona para ser dominado. Es adecuado para muchas flores tales como pequeñas rosas, ranúnculos, margaritas, pequeños crisantemos.

Ramo largo:
Está indicado para las flores de grandes tallos, que se trata de colocar en escalera empezando siempre por las más altas, después se llenan los vacíos.
Confeccionado para ser visto por un solo lado, todas sus flores dan frente.

Ramo de flores de tallos cortos

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Violetas corrientes, violetas de Parma, margaritas, capuchinas, jacintos silvestres y otras flores de tallo corto se presentan en ramos sencillos.
Agrupadas por masas, se las rodea de sus hojas. Si están en manojo, desatarlas para que estén a sus anchas.
Si es necesario, igualar las colas para que el ramo quede bien redondo.
Pero se puede preferir un ramo un poco más ligero, obtenido dejando los tallos a longitudes desiguales.
Lo que encanta de este ramo es su rústica sencillez.

Ramo de una sola flor o de una sola rama:

Lunes, 8 de diciembre de 2008

Para una mesa-escritorio, una mesa de trabajo, o incluso un rincón de chimenea, es mejor un ramo poco voluminoso.
Y una sola flor, con su gracia y esbeltez, basta para tener compañía, al igual que una simple rama. El efecto producido es mucho más discreto e íntimo.
La rosa es una de estas flores que se bastan por sí mismas y que no necesitan compañía.
Lo mismo ocurre con una rama de lilas, un lirio, un aro, un tulipán o una orquídea.
Pero en tal caso, la elección del jarrón es muy importante. Deberá ser esbelto, de cuello largo. La copa alta de champán es muy adecuada para la rosa.