Entradas con la etiqueta ‘suelo arcilloso’

Suelo arcilloso

Martes, 4 de mayo de 2010

Terreno arcilloso: contiene más del 15% de arcilla. A menudo es difícil de trabajar, pues se vuelve compacto con facilidad. El aspecto positivo es que posee una gran capacidad de retención del agua y de las sustancias nutritivas. Sin embargo, en el mismo pueden producirse con facilidad fenómenos de estancamiento de las aguas, con el consiguiente peligro de muerte de las raíces por asfixia: éste es el principal defecto de los terrenos arcillosos. Este fenómeno se produce porque las aguas obturan todos los poros del terreno y, de este modo, se expulsa el aire: las raíces de las plantas, que obtienen el oxígeno que les es necesario del aire presente en el terreno, dejan de poder respirar y, tras un período más o menos largo, según la especie, mueren.
El terreno arcilloso, siempre que no sea demasiado compacto, es adecuado para albergar todas aquellas plantas que tienen mucha necesidad de agua y de sustancias nutritivas, como la alcachofa y la cebolla.