Microorganismos en el suelo

Rara vez nos preocupamos por los pequeños seres vivos que pueblan el suelo, a menos que alguno de ellos se transforme en una plaga; sin embargo, estos diminutos animales y vegetales, la mayoría microscópicos, tienen funciones muy importantes. El trabajo que realizan es muy vanado. Las lombrices y las larvas, entre otros insectos, cavan túneles por los que el aire y el agua circulan y las raíces penetran fácilmente en la tierra; también, descomponen la materia orgánica, y así sus macro y micronutrientes pueden ser absorbidos por las plantas; fabrican el humus que mejora la estructura del suelo, generan las sustancias que ayudan a los cultivos a defenderse de las enfermedades y los elementos que unen las partículas del suelo haciéndolo resistente a la acción de la lluvia y el viento. Además de los seres
mencionados, existen otros organismos diminutos que cumplen importantes funciones para la vida del suelo.

Principales microorganismos

• Las bacterias
Conforman el grupo más numeroso de microorganismos que pueblan el suelo. Esenciales para la vida de nuestro planeta, estos pequeños seres transforman el nitrógeno de la materia orgánica en nitrógeno mineral; también hacen que el azufre pueda ser absorbido por las plantas. Además, son capaces de retirar el nitrógeno del aire para transferirlo a las raíces.
• Los hongos
Su sola mención provoca terror entre los amantes de las plantas, pues algunos son
responsables de importantes enfermedades; sin embargo, la mayoría de estos seres es beneficiosa. Además de ser muy eficientes en la descomposición de la materia orgánica, los hongos consiguen trabajar en suelos con elevado tenor de acidez, donde las bacterias viven con dificultad.

• Los actinomicetes
Son vegetales unicelulares cuyo cuerpo se ramifica en pequeños hilos, como los de los hongos. Son muy activos en la descomposición de la materia orgánica, pues consiguen atacar los materiales más resistentes. No toleran los suelos ácidos; pretieren los húmedos y aireados, pero soportan muy bien las sequías.

• Interacción
Las bacterias, los hongos y los actinomicetes son los microorganismos más numerosos y activos del suelo. Los mismos trabajan de manera compensada, aumentan o disminuyen de acuerdo con las variaciones del tenor de humedad del suelo. Cuando el sustrato se seca aumenta el número de actinomicetes y disminuye el de bacterias; si el terreno se acidifica los dos son sustituidos por los hongos, que pasan a descomponer la materia orgánica.

♦ Microorganismos del suelo
Hongos, bacterias y actinomicetes. Las funciones de estos microorganismos son:
♦ Estructuran el suelo, tornándolo más resistente a la erosión.
♦ Descomponen la materia orgánica y sintetizan las sustancias (orgánicas e inorgánicas) para que puedan ser asimiladas por el suelo.
♦ Fijan los nutrientes.

Etiquetas: ,

Deja un comentario