Árbol de la llama

Árbol de la llama.
(Brachychiton acerifolium)
Este árbol australiano, de 6 a 15 m de altura y 6 m de diámetro de copa, pierde sus hojas en el momento que comienza a florecer, en primavera, como para dar mayor protagonismo a sus flores acampanadas, tremendamente llamativas para las mariposas por su color rojo muy vivo que asemejan una llama. Después de florecer, las flores caen al suelo y forman una alfombra roja. Sus hojas se parecen a las de los arces. Al principio crece lentamente, pero responde bien a los cuidados y riegos regulares, siempre que viva en lugares templados y húmedos. Requiere suelos ligeros, es decir, poco compactados.

Etiquetas:

Deja un comentario